Los médicos reclaman más contención y aconsejan el uso de cubrebocas en más espacios que los designados por Sanidad

La razón para mantener la mascarilla, "extrapolable" al súper y fiestas
Rafael Ortí y Joan Caylà.


19 abr 2022. 17.20H
SE LEE EN 3 minutos
La elección de espacios donde Sanidad mantendrá el uso obligatorio de la mascarilla ha resultado ser escasa, según la visión de epidemiólogos y preventivistas. Tras la excepción generalizada que entrará en vigor el próximo miércoles 20 de abril, solo se mantendrá su obligatoriedad en el transporte público y en los centros sanitarios y sociosanitarios. Unos espacios “correctos”, pero cuya justificación para designarlos también es extrapolable a sitios con igual o más “aglomeración”.

“Tiene una lógica aplastante usarla en el transporte público, podemos ir hacinados en el autobús o en el metro, no será mucho tiempo, pero hay un riesgo”, defiende el epidemiólogo Joan Caylà, quien al mismo tiempo pide “extender” esta medida a cualquier otro lugar donde pueda haber una “aglomeración” de personas.

“En un supermercado puede haber tanto o más hacinamiento que en el transporte público y podemos estar incluso más tiempo. Por lo tanto, el sentido común, en mi opinión y la de muchos, sería usarlas”, reivindica el epidemiólogo, quien incluso asegura que se podría recomendar en la vía pública: “Si estamos en una plaza, en un evento con mucha gente, cantando y gritando, sería recomendable”. 

Otra de las zonas recomendables son los gimnasios, especialmente en las salas más reducidas y con alta aglomeración."Si tenemos que estar haciendo boxeo con una persona que la tenemos a medio metro con frecuencia, esto tiene mucho riesgo, o si estamos haciendo bici en una sala donde hay mucha gente".

Desde la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph) también admiten estar de acuerdo con las zonas designadas por Sanidad para el uso obligatorio de mascarilla. Sin embargo, señalan que lo correcto sería cambiar la palabra obligatoriedad por educación sanitaria. 

Donde hay personas vulnerables siempre hay riesgo”, admiten, por tanto, hay que “seguir unas normas y dotar de recursos adecuados a esas zonas sanitarias y profesionales, no solo en cantidad, también en calidad”. Además, aseguran que “las medidas preventivas son tan válidas para el covid como para cualquier infección, sobre todo respiratoria”. 


Los errores de Sanidad en el tiempo y la forma de retirar el uso obligatorio de mascarillas


Más allá de que la decisión llega de forma prematura, como ya contamos en Redacción Médica, los expertos tienen claro que no es ni la elección ni el momento adecuado. “Hay que ver sobre todo como estamos y que pasa con la Semana Santa. Parece que puede haber un repunte de casos y hospitalizaciones. No es la mejor situación para dejar de usar mascarillas. Hay que tener en cuenta que hay mucha gente no tiene la dosis de recuerdo y en cada espacio habrá entre un 15-20 por ciento que no se ha vacunado”, resalta Caylá, quien además considera que Sanidad lo ha anunciado con mucha “antelación” y la población ya cree que la pandemia está superada.

“La pandemia continua, no hemos dejado la sexta onda y en algunos sitios se está aumentando e igual se está iniciando ya una séptima onda. La incidencia sigue muy alta y tenemos muertes, que pasan desapercibidas, pero que a estas alturas de la pandemia son un número muy elevado”, reivindica el epidemiólogo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.