El padre de uno de los estudiantes de Medicina asegura que fue un "intento de asesinato"

La Policía de Oviedo dispara a un coche con estudiantes de Medicina dentro
Coche de la Policía Local de Oviedo.


25 jun 2022. 17.20H
SE LEE EN 3 minutos
Dos estudiantes de Medicina han recibido tres disparos en su coche por agentes de la Policía Local de Oviedo cuando habían quedado “para estudiar”. Los hechos están siendo investigados, ya que los estudiantes hablan de “intento de asesinato”, mientras que el Ayuntamiento de Oviedo aseguran que fueron ellos quienes intentaron atropellar a los agentes.

Los hechos tuvieron lugar el viernes cuando dos policías de paisano dieron el alto a un coche en el aparcamiento de San Lázaro de Paniceres. Según el Ayuntamiento, el coche arrancó y pasó por encima del pie de uno de los agentes, teniendo el otro que apartarse para no ser arrollado.

Fue en ese momento, según la institución ovetense, cuando el primero de los agentes propinó tres disparos "intimidatorios" a las ruedas del vehículo "ante el riesgo de que el vehículo arrollara al segundo policía". Los agentes interceptaron el vehículo 800 metros más adelante de donde se produjeron los disparos. 

El padre de los estudiantes desmiente la versión de la policia 


El padre de la estudiante de Medicina que se encontraba en el interior del vehículo tiroteado por la Policía Local de Oviedo ha asegurado este sábado que la intervención fue "un intento de asesinato". En declaraciones a Europa Press, sostiene que los integrantes del vehículo, su hija y su novio, de 19 y 20 años, son estudiantes de Medicina, y habían quedado para estudiar. Defiende además que la versión proporcionada por el Ayuntamiento es "totalmente falsa" y "se demostrará".

Lo que ocurrió, ha dicho, es que ambos estudiantes se encontraban en el interior del vehículo, y llegaron "dos señores" pidiéndoles que se identificaran y portando una placa. El chico, conductor del vehículo, no se fió" de que las placas fueran reales y pidió a los agentes que se identificaran, subiendo en ese momento la ventanilla del coche.

Fue entonces cuando "el policía se abalanzó sobre el coche para intentar abrir la ventanilla", y el chico salió con el coche. Al arrancar "le rozó la pierna con la rueda" y fue cuando, según la versión del padre de la chica, el agente "pegó tres tiros" al coche, uno a la luna de la ventanilla, otro a la aleta, y otro a la puerta del conductor.

Después de emprender la huida, el vehículo fue interceptado en una de las glorietas de La Florida por otros cuatro coches de policía. Allí, relata, "los sacaron a rastras" y detuvieron al conductor. La joven sufrió un ataque de ansiedad.

Su padre explica que la Policía Nacional se está haciendo cargo de la investigación, y ya han llamado a su hija, que no está detenida, para reconstruir los hechos en el lugar y recabar las pruebas necesarias para esclarecer los hechos. Ha apuntado además que "se supone" que los agentes de la Local "se pusieron a registrar el coche", cuando la Policía Nacional aseguró al padre de la chica que la Local "no tiene ninguna autoridad ni potestad para registrar el coche porque pueden desaparecer pruebas". 
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.