El documento, publicado en el BOE, reconoce los avances de la biotecnología en el desarrollo de vacunas covid

La Estrategia de Seguridad señala "dudas éticas" en la ingeniería genética


31 dic 2021. 11.00H
SE LEE EN 3 minutos
La modernización del sistema de vigilancia epidemiológico o la creación de un 'catálogo' de personal, constituyen una parte del eje de medidas sobre el que se sustentará la nueva Estrategia de Seguridad Nacional, aprobada esta semana en Consejo de Ministros y en la que se plantean ciertas dudas acerca de la ingeniería genética dentro de los avances científicos. 

La situación pandémica ha obligado a adelantar la revisión de este documento, modificado habitualmente cada cinco años, en un intento de adaptarla a la cambiante situación provocada por el Covid-19. 

De hecho, la lucha contra las epidemias y pandemias demanda, según el Gobierno, la actualización del sistema de vigilancia nacional de Salud Pública, incorporando para ello las "lecciones aprendidas". Lo hará a través de la renovación de las tecnologías sanitarias y los sistemas de información, de forma que se consiga obtener "respuestas ágiles y acertadas".

Así, la Estrategia Digital del Servicio Nacional de Salud incluirá medidas para mejorar la prevención, el diagnóstico, la vigilancia y la gestión de la salud. Todo ello, continuando con la línea de "cogobernanza con las comunidades autónomas" marcada por el Ejecutivo durante la crisis. 

A ojos del Gobierno, otros riesgos, pero también múltiples oportunidades, derivan de los avances tecnológicos en campos como la biotecnología, que han facilitado el rápido desarrollo de vacunas eficaces contra la Covid-19, pero "plantean interrogantes éticos ante actividades como determinados empleos de la ingeniería genética". 

El equipo de Pedro Sánchez pretende asimismo hacer frente a otro de los retos presentados por la pandemia como es la dependencia del exterior en el suministro de recursos estratégicos. Una "vulnerabilidad" que en su opinión se ha de paliar con una adecuada política industrial, tanto a nivel nacional como europeo, que apoye la capacidad de producción de recursos nacionales. Es necesario, además, identificar los recursos industriales esenciales de las diferentes Administraciones Públicas y del sector privado así como "salvaguardar la base industrial que suministra recursos de primera necesidad como los sanitarios". 

Tensión internacional por falta de recursos sanitarios


Según explican en el documento, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la cooperación internacional se ha visto lastrada en esta crisis por la falta de consenso en la toma de decisiones y las tensiones surgidas en relación con la producción y distribución de material sanitario, fármacos o vacunas dirigidos a combatir la enfermedad. Esto, "ha puesto de manifiesto la fragilidad de las cadenas de suministro global de determinados recursos estratégicos y la necesidad de disminuir el grado de dependencia del exterior de recursos esenciales para garantizar su accesibilidad en todo momento". 


La gestión de esta y otras crisis, desde una situación de normalidad hasta la recuperación, exige también la elaboración "de un catálogo actualizado de recursos humanos y materiales y de planes de preparación y disposición de estos para hacer frente a las situaciones de crisis", así como el desarrollo de un sistema de alerta temprana y análisis con indicadores que faciliten la toma de decisiones basada en datos objetivos concretos y permita adecuar recursos y medios. 

 "La pandemia ha puesto de relieve la importancia de los sistemas de alerta temprana, de la fusión y el análisis de la información y de los planes de respuesta para la gestión de crisis", resaltan en el documento.  

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.