20 de abril de 2018 | Actualizado: Viernes a las 17:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

La desviación del presupuesto sanitario regional supera los 4.000 millones

La variación de esta partida del conjunto de las regiones fue del 7,7 por ciento en 2014

Evolución porcentual de la desviación presupuestaria en sanidad de las CCAA.
La desviación del presupuesto sanitario regional supera los 4.000 millones
Domingo, 02 de abril de 2017, a las 18:00
Prácticamente todas las comunidades registraron desviaciones en su gasto sanitario en 2014. Según las cifras que baraja el Ministerio de Sanidad en base a las partidas iniciales de estas regiones, la mayor parte de las autonomías presentaron excesos en su gasto ese año hasta alcanzar, en general, los 4.076 millones de euros de desviación en sanidad (de los 53.052 millones presupuestados inicialmente a los 57.128 millones gastados finalmente). O lo que es lo mismo, un 7,7 por ciento de desviación del gasto en 2014 respecto a lo presupuestado, frente al 6,3 por ciento del año anterior.

De las 17 autonomías, solo tres cumplieron con lo que habían calculado: Castilla y León, País Vasco y Canarias. Respecto a la primera comunidad, esta región tenía previsto gastar en 2014 3.200 millones de euros en sanidad, aunque finalmente invirtió 3.164 millones de euros, lo que supone 36 millones menos, o lo que es lo mismo, -1 por ciento (frente al 4 por ciento de desviación que había registrado en 2013).

País Vasco, por su parte, tuvo un gasto en sanidad de 3.430 millones de euros (frente a los 3.437 millones presupuestados), lo que supone una diferencia de -7 millones de euros, o lo que es lo mismo, poco más del cero por ciento (frente al -3 por ciento del año anterior). Canarias también disminuyó su gasto y lo hizo en 3 millones en este periodo (de los 2.608 millones presupuestos a los 2.605 millones gastados finalmente), lo que representa una desviación que no sobrepasa el 0 por ciento (frente al 3 por ciento del 2013).

Murcia, a la cabeza de la desviación en sanidad

Al otro lado de la balanza, 15 son las comunidades que se ‘pasan’ de lo que originariamente tenían previsto, siendo Murcia la región que lidera este ranking. Aunque esta autonomía no fue de las que más gastó ese año (su partida inicial para sanidad era de 1.623 millones de euros), sí fue la que más se desvió (28 por ciento), hasta alcanzar los 2.075 millones de euros. Este porcentaje fue mayor que el registrado en 2013, que fue del 25 por ciento.

Tras ella le sigue de cerca la Extremadura, con una desviación del 20 por ciento; La Rioja (19 por ciento); y Aragón (18 por ciento). Algo más alejados se encuentran autonomías como Baleares y Cataluña, que ese año gastaron en sanidad un 11 por ciento más de lo que inicialmente tenían contempladas en sus partidas; seguidas de la Comunidad Valenciana (10 por ciento).

Algo más ‘ajustadas’, aunque sobrepasaron sus previsiones, fueron Galicia (8 por ciento); Andalucía y Madrid (6 por ciento); Cantabria y Castilla-La Mancha (5 por ciento cada una); y Navarra y Asturias, con un 2 por ciento de desviación en sanidad en los presupuestos de 2014, respectivamente.