Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

La creación de la Red Nacional de Vigilancia en Salud Pública, a consulta

El nuevo organismo actualiza y amplia las funciones de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica

Elena Andradas, directora de Salud Pública.
La creación de la Red Nacional de Vigilancia en Salud Pública, a consulta
Pablo Rodríguez
Viernes, 02 de febrero de 2018, a las 14:00
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha publicado una consulta pública sobre el proyecto de Real Decreto por el que crea la Red Nacional de Vigilancia en Salud Pública. Este órgano vendría a ampliar y actualizar la acción de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, creado en 1995, cuyo marco de acción se queda corto ante los nuevos patrones de las enfermedades, según recoge el documento de la consulta.

"El cambio en el patrón epidemiológico y los factores de riesgo, el cambio demográfico, la evidencia científica y los avances tecnológicos en los sistemas de información sanitaria hacen ineludibles reorientar la vigilancia y ampliar sus objetivos", explica el documento en relación a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

Por ello, los autores del mismo consideran que "es necesario incorporar la vigilancia de las enfermedades no transmisibles, los factores de riesgo y determinantes con el fin de conseguir una vigilancia integral en salud pública que sirva como base para la toma de decisiones".

El principal objetivo de este Real Decreto es, por lo tanto, crear y reglamentar la Red Nacional de Vigilancia en Salud Pública según lo estipulado en la Ley 33/2011, General de Salud Pública, para recoger, analizar, interpretar y difundir la información relacionada con el estado de la salud de la población y los factores que la condicionan, para fundamentar las actuaciones sanitarias de carácter público orientadas a proteger la salud de la ciudadanía.

Además, con la creación de esta red se contribuirá a la homogeneización de la vigilancia de las enfermedades en todo el territorio nacional, a través de diversos mecanismos de coordinación entre los distintos agentes implicados en la salud pública.

Flexibilidad ante las nuevas enfermedades

Asimismo, el Real Decreto incide en el carácter flexible que debe tener esta norma, con el fin de ir incorporando paulatinamente los nuevos patrones epidemiológicos y factores de riesgo que vayan apareciendo.

De esta forma, la legislación podría ir incorporando los cambios en los sistemas de vigilancia de la Red Nacional, así como incorporar nuevos elementos para el seguimiento de las enfermedades en función del contexto epidemiológico, de conocimiento, salud pública y desarrollos tecnológicos que se vayan produciendo.