Un grupo de investigadores ha identificado este sarbecovirus en murciélagos rusos

Khosta-2, el nuevo ‘hermano’ del covid con capacidad de infectar a humanos


23 sep 2022. 09.30H
SE LEE EN 2 minutos
Un grupo de investigadores de una universidad estadounidense ha descubierto un virus en un murciélago ruso y similar al SARS-CoV-2 que es capaz de entrar en las células humanas y sería resistente a las vacunas, aunque por ahora carece de algunos de los genes que se cree que están implicados en la patogénesis en humanos. El virus se ha llamado Khosta-2 y es un sarbecovirus, la misma subcategoría que el SARS-CoV-2, que causa la covid, según indica un estudio que publica Plos Pathogens.

Un equipo dirigido por la Universidad Estatal de Washington ha comprobado que las proteínas de Khosta-2 pueden infectar células humanas y son resistentes tanto a los anticuerpos monoclonales como al suero de personas vacunadas contra el SARS-CoV-2.

Los virus Khosta-1 y Khosta-2 fueron descubiertos en murciélagos en Rusia a finales de 2020 y en un primer momento parecía que no amenazaban a los humanos. Sin embargo, el autor principal de la investigación Michael Letko, de la Universidad de Washington, ha indicado que al analizarlo en profundidad han visto que podían infectar a las células humanas.


El virus Khosta-2 muestra "rasgos preocupantes"


El equipo investigador ha determinado que el Khosta-1 supone un bajo riesgo para los humanos, pero el Khosta-2 sí muestra “algunos rasgos preocupantes”, según un comunicado de la Universidad de Washington.

Al igual que el SARS-CoV-2 de la covid, Khosta-2 puede utilizar su proteína Spike (S) para infectar uniéndose al receptor ACE2 de las células humanas.


Khosta-2 'escapa' de las vacunas Covid


Los investigadores han querido determinar si las actuales vacunas podrían proteger contra este virus y han descubierto que no era neutralizado por el suero derivado de grupos vacunados para la covid. También han probado con suero de personas que habían sido infectadas por la variante ómicron, pero los anticuerpos tampoco han sido eficaces.

Letko ha indicado que “afortunadamente el nuevo virus carece de algunos de los genes que se cree que están implicados en la patogénesis en humanos”, aunque existe el riesgo de que se recombine con un segundo virus como el SARS-CoV-2.

“Cuando vemos que el SARS-Cov-2 tiene esta capacidad de propagarse de los humanos a la fauna salvaje, y luego hay otros virus como el Khosta-2 esperando en esos animales, con estas propiedades que realmente no queremos que tengan, se establece este escenario en el que se siguen tirando los dados hasta que se combinan para hacer un virus potencialmente más arriesgado", ha comentado el investigador.

El descubrimiento de Khosta-2, según Letko, pone de manifiesto la necesidad de desarrollar vacunas universales que protejan contra los sarbecovirus en general, y no solo contra las variantes conocidas del SARS-CoV-2.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.