La retribución y retención varían enormemente dependiendo de la zona geográfica en que se encuentre el especialista

Hacienda noquea las guardias médicas reteniendo hasta el 45% de su pago
El coordinador del Centro de Estudios del Sindicato Médico Andaluz (SMA), Vicente Matas.


14 nov 2022. 08.00H
SE LEE EN 4 minutos
Con el paso del tiempo, las guardias realizadas por los médicos españoles en la mayoría de los hospitales se han convertido en un trabajo continuado e ininterrumpido, lo que conlleva a una importante carga física, mental y de estrés. Por otra parte, se retribuyen con un importe inferior a la jornada ordinaria y no computan como tiempo trabajado para la jubilación. Este escenario es el descrito por el coordinador del Centro de Estudios del Sindicato Médico Andaluz (SMA), Vicente Matas, que defiende la aplicación imprescindible de establecer una retribución adecuada y un tratamiento fiscal diferenciado para una profesión que ya es de riesgo.

Las guardias afectan directamente al impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF) y de forma negativa. La tabla de retenciones del IRPF es fuertemente progresiva y los ingresos de esas horas de guardia, una vez sumados a los ingresos que tiene el médico, por su jornada ordinaria, suponen un importante incremento en las retenciones de varios puntos, no sólo del importe de las guardias, sino del total de los ingresos del médico. Además, a la hora de hacer la declaración de la renta puede ser que aún tengan que pagar más, sobre todo en algunas comunidades.

Uno de los ejemplos que expone el texto para visualizar las enormes retenciones es el de un médico sin cargas familiares, con experiencia y que percibe sin guardias unos ingresos brutos de 65.000 euros al año. Se queda en unos ingresos netos de 45.495 euros/año tras una retención del 26,34 por ciento (17.121 euros) y 2.384 euros de Seguridad Social. En caso de que llegue a realizar unas 700 horas de guardia al año, el importe varía dependiendo de la comunidad, pero si se estiman unos ingresos de 20.000 euros brutos al año adicionales.

Con estos nuevos ingresos, sus retribuciones brutas serían de 85.000 euros al año y sus retenciones pasan a ser del 30,73 por ciento para toda la nómina (26.121 euros). El incremento de la retención sería de 9.000 euros, llegando a suponer el 45 por ciento de los 20.000 euros brutos ingresados por las guardias y al médico le llegan solo 11.000 euros.

Retribuciones por guardia distintas por CCAA


La retribución por las guardias realizadas llega a variar dependiendo de la zona geográfica en que se encuentre el médico. En noviembre del 2022 la diferencia en día laborable es de 8,39 euros por hora trabajada entre los médicos de las Islas Canarias (21,37 euros) y los de Murcia (29,76 euros). La media a nivel nacional es de 27,97 euros/hora y los médicos de Ingesa (Ceuta y Melilla) cobran 5,18 euros menos a la hora. Estas diferencias han llegado a aumentar con relación al año pasado y el informe del SMA aboga por reducirlas cuanto antes.

Esta inercia que poco a poco ha ido cogiendo las guardias en España supone para los médicos convertirse en trabajadores a turnos, con repercusiones negativas para su salud y sin tener ninguna ventaja. Matas expone que, además de suponer un importante incremento de jornada anual, se abona a un precio inferior a la jornada ordinaria y que en muchos casos el importe neto resulta ridículo.

Las comunidades autónomas en que los médicos tienen las retribuciones más bajas en las guardias son Canarias (laborable), Ingesa (Ceuta y Melilla), Extremadura, Madrid y Rioja. El informe expone que, aprovechando las ayudan que provienen de la Unión Europea, puede ser un momento ideal para hacer un esfuerzo para aproximar los importes a la media del resto de Servicios de Salud, tal y como ya se está realizando en Andalucía y Aragón.

Importes distintos entre MIR


Otro trato discriminatorio que el informe quiere plantear sobre la mesa es el importe recibido por los médicos de hospital y primaria en comparación con lo que reciben los médicos residentes mayores. Llegan a haber MIR de cuarto y quinto año de algunas comunidades que perciben por hora de guardia un importe superior y en algunos casos enormemente superior que el que perciben los médicos de otros territorios.

Todos estos factores y exigencias que soporta la profesión no solo llegan a afectar al médico, sino que también afectan a su familia y en muchas ocasiones a los pacientes que deben ser atendidos por médicos cansados después de jornada extenuantes. Debido a todos estos motivos, la profesión médica debería ser considerada, según Matas, de riesgo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.