Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

España tiene 17 países europeos por delante en inversión sanitaria pública

El gasto público destinado a sanidad se queda por debajo de la media europea

Tabla de inversión en sanidad de los diferentes países.
España tiene 17 países europeos por delante en inversión sanitaria pública
Laura Díez
Jueves, 09 de marzo de 2017, a las 09:10
La inversión pública de España en sanidad se queda en posiciones poco destacables. En concreto, el 6,2 por ciento del PIB en 2015 destinado a esta partida la sitúa en un decimoctavo lugar de una lista de 32 países, según los últimos datos publicados por Eurostat

Las cifras desglosadas por sectores indican que en España, la sanidad ocupa la tercera partida de gasto público en porcentaje del PIB, por detrás el 17,1 por ciento destinado a Protección Social y el 6,5 por ciento para Servicios Públicos. El 6,2 por ciento del PIB para sanidad deja a España por debajo de la media europea, que se sitúa en el 7,2 por ciento en una clasificación que encabezan Dinamarca, que destina un 8,6 por ciento, Noruega, con un 8,4 por ciento y Francia, que destinó un 8,2 por ciento de su PIB a sanidad. 

El porcentaje de España se queda en niveles de Portugal -6,2 por ciento-, Croacia -6,6 por ciento- o Lituania -5,8 por ciento-, mientras que las posiciones bajas de la tabla están ocupadas por Luxemburgo, Grecia y Rumanía, que destinan un 4,6, 4,5 y 4,2 por ciento de su PIB respectivamente. 

Con estos datos, España mantendría su decimoctava posición respecto a 2014, cuando el gasto público en sanidad fue del 6,1 por ciento del PIB -una décima menos-, también por debajo de la media europea, que igualmente se situó en el 7,2 por ciento del PIB. 

Porcentaje total

La situación mejora levemente si se analiza el porcentaje de gasto total, ya que la inversión pública en España en este sentido se situó en 2015 en un 14,2 por ciento. Sin embargo, los datos también están por debajo de la media europea, que alcanzó el 15,2 por ciento. En este caso, la inversión española está a niveles de Francia -14,3 por ciento-, Bélgica y Malta, ambas con el mismo 14,2 por ciento que España.

Esta distribución del gasto está encabezada por Irlanda, República Checa y Reino Unido, que destinaron el 19,3, el 18,2 y el 17,8 por ciento del total a sanidad. Por el contrario, en la parte baja están Chipre, Suiza y Grecia, con el 6,4, 6,5 y 8,2 por ciento de gasto público.

La comparativa no puede ser completa de momento, puesto que España no tiene desglosado su gasto por partidas sanitarias. Es decir, hasta la fecha, no existen porcentajes de lo que destinó el Gobierno en 2015 a servicios hospitalarios, atención a pacientes, equipamiento médico, parámetros no clasificados en otro apartado, servicios públicos de salud o investigación y desarrollo.