24 de septiembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

España, superada por 16 países europeos en gasto sanitario por habitante

Sus 2.034 euros por habitante quedan lejos de los 7.361 de Suiza, 6.839 de Noruega o 4.966 de Suecia

Tabla de la inversión en sanidad por países europeos.
España, superada por 16 países europeos en gasto sanitario por habitante
Laura Díez
Miércoles, 15 de febrero de 2017, a las 17:30
El gasto sanitario por habitante de España queda lejos de los principales países europeos. Así se desprende de los últimos datos publicados por Eurostat correspondientes a la inversión en sanidad durante 2014, en los que 16 países destinaban una cifra mucho mayor a sufragar la asistencia sanitaria en proporción a su población. 

En concreto, España destinó 2.034 euros por habitante a sanidad, una cifra muy inferior a la obtenida por países como Suiza -7.361 euros-, Noruega -6.839 euros-, Suecia -4.966 euros- o Dinamarca -4.876 euros. Los datos están más próximos a los de Italia, que destinó 2.401 euros por habitante a sanidad durante 2014.  

Según esta actualización estadística de Eurostat, España dedicó un 9,1 por cierto de su PIB a gasto sanitario, un total de 94.534 millones de euros, una inversión que la situaría en el décimoprimer puesto de un total de 30 países. Esta cifra quedaría dos puntos por debajo de los principales países, ya que Suecia, Francia, Alemania y Holanda destinaron en torno al 11 por ciento de su PIB a gasto sanitario. 

Inversión pública

Del total de inversión en sanidad española, un 65 por ciento provino del Estado, una cifra también inferior a la obtenida por Dinamarca, Suecia o Reino Unido, que alcanzaron un 84,2, 83,4 y 79,5 por ciento respectivamente. 

Respecto a la distribución del gasto sanitario, la mayor partida fue la dedicada a las atenciones curativas y de rehabilitación, que consumieron un 58,6 por ciento del presupuesto español, seguido de los cuidados médicos sin especificar, que obtuvieron el 22,3 por ciento. Más modesta fue la inversión para asistencia a largo plazo, que se quedó en el 9,2 por ciento del presupuesto español. 

Por último, del total de servicios sanitarios prestados en España en 2014, un 41,4 por ciento se llevó a cabo en hospitales, una cifra inferior a la que obtuvieron países como Portugal, Rumanía, Chipre, Grecia o la República Checa. Además, un 24,3 por ciento se produjo en centros de salud y un 22,3 por ciento en otro tipo de centros de asistencia.