Casi la mitad de los servicios del SNS se ofrecieron a distancia, según un informe de la OCDE

Una médico pasa consulta por telemedicina en España, el país que más la usó en pandemia
El 49,2 por ciento de las consultas en 2020 fueron telemáticas.


25 ene 2023. 13.30H
SE LEE EN 3 minutos
España se convirtió en el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que más recurrió a la telemedicina para solventar las consultas sanitarias durante la pandemia de Covid-19. Un informe publicado recientemente por la institución internacional ha situado al Sistema Nacional de Salud (SNS) en cabeza en este ranking, tras contabilizar que casi la mitad de las peticiones de los pacientes se realizaron a distancia a lo largo del año 2020, marcado por las restricciones sanitarias.

La evaluación ha determinado que el 49,2 por ciento de las consultas durante el año más duro de la crisis sanitaria se resolvieron por los canales telemáticos. Aunque entre los meses de febrero y marzo, en plena declaración del estado de alarma, el volumen llegó a ascender hasta el 71,6 por ciento del total de peticiones que se realizaban en los centros de salud. Un dato que abarca también a los servicios de Atención Primaria y Pediatría.

El balance sitúa a España ligeramente por encima de Dinamarca que llegó a realizar a distancia hasta el 47,6 por ciento de sus atenciones sanitarias. Mientras que el pódium de los países de la OCDE que más han delegado en canales como el teléfono o internet lo completa Estonia con un balance del 35,6 por ciento.

Las cifras nacionales contrastan con las de otras grandes potencias europeas que sí que mantuvieron en mayor medida su modelo de presencialidad en la atención de salud. Es el caso de Francia que apenas derivó a los sistemas telemáticos el 4,8 por ciento de las citas. Algo por encima se encuentran otros vecinos por excelencia como Bélgica (11,5 por ciento), Portugal (13,1 por ciento), Noruega (17,8 por ciento) o Polonia (22 por ciento).


Los españoles recurrieron 2 veces a la telemedicina 


En términos absolutos, el informe ha cifrado el volumen de consultas de telemedicina que realizó cada ciudadano durante la pandemia en España en 2,5. Un dato que en esta ocasión mantiene al SNS en tercera posición por detrás de Dinamarca, que supera el 3,5 y de Israel que se acerca al 3. Países como Finlandia, Francia, Portugal, Eslovenia o Chile son algunos de los que menos protagonismo han tenido en esta nueva modalidad.

Las estadísticas del área de salud de la OCDE estiman que durante 2020 la telemedicina concentró el 21 por ciento de las acciones en los sistemas sanitarios que enviaron sus datos, lo que representa casi el doble que en 2019 cuando apenas llegó al 11 por ciento. El dato confirma el impacto que tuvo la entrada en escena del Covid-19 para elevar los cálculos en apenas un año.

El documento internacional ha revelado además que 15 países apostaron por ampliar sus canales telemáticos para poder mantener los servicios de Atención Primaria y mejorar la coordinación de los profesionales sanitarios. España forma parte de este grupo, junto con que Australia, Austria, Canadá, Costa Rica, República Checa, Finlandia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Lituania, Portugal, Reino Unido y Estados Unidos.

Además, el análisis ha puesto de relevancia el impacto que tuvo en este contexto el colapso de algunos de los servicios de salud. Las consultas presenciales en el SNS se redujeron hasta un 30 por ciento, especialmente en áreas como la cirugía. Un ejemplo son las operaciones para implantar prótesis de rodilla que se hundieron un 31 por ciento entre 2019 y 2020 en pleno estallido de la pandemia del coronavirus.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.