Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Enfermeras para el Mundo se vuelca en la ayuda a Ecuador tras el seísmo

Enfermera para el Mundo trabaja con entidades locales para reconstruir la devastada provincia de Manabí

Las tareas de reconstrucción se centran en devolver hogares e infraestructuras a la población
Enfermeras para el Mundo se vuelca en la ayuda a Ecuador tras el seísmo
Redacción
Lunes, 04 de julio de 2016, a las 16:30
Enfermeras para el Mundo, la ONG de la Organización Colegial de Enfermería, desarrolla una campaña de recogida de fondos y búsqueda de ayuda para ayudar en la reconstrucción de la provincia de Manabí (Ecuador), que quedó devastada tras el terremoto del pasado 16 de abril

Desde entonces su trabajo se ha fusionado con el de la Asociación Manabí y la Fundación Santa Marta, el socio local con el que trabaja la ONG española desde hace casi 20 años en el país latinoamericano. A esta colaboración se suma ahora, además, Mensajeros de la Paz, con el fin de ayudar a las familias damnificados. "Las labores de recuperación siempre son lentas, por eso no podemos dejar de dar a Ecuador nuestro firme apoyo. Nuestro objetivo es que los más pobres puedan llegar a vivir sin el estigma del terremoto", declara Elena Alonso, directora de Proyectos Sociales de la fundación que preside el padre Ángel

El terromoto, de 7,8 en la escala de Richter, se produjo después de importantes inundaciones en la zona, y supuso que la mayor parte de las viviendas, edificios de servicio y demás infraestructuras quedasen reducidas a escombros. Casi 5.000 viviendas quedaron inhabilitadas y otras tantas tienen el uso restringido. Más de 29.000 personas han sido desplazadas a albergues temporales o lugares que han sido construidos por la misma población con materiales que se han podido recuperar de la zona (plásticos, palos de madera, etc.). Además, se produjeron daños importantes en el suministro de agua, alcantarillado, tendido eléctrico, carreteras, telecomunicaciones y aeropuertos. 

Mucho por hacer

La situación en la zona, dos meses después del seísmo, sigue siendo crítica, por lo que los trabajos para aplicar el plan a medio y largo plazo para la recuperación sean claves, como lo es la ayuda económica y la aportación de personal que desde hace años ofrece Enfermeras para el Mundo.

"En esta nueva fase de reconstrucción este esfuerzo en colaboración de entidades ecuatorianas y españolas resultará clave para potenciar y fortalecer las capacidades económicas y sociales de la población afectada, de cara a la recuperación y a la capacidad de afrontar nuevos riesgos. Enfermeras para el Mundo ha comenzado a enviar en julio enfermeras voluntarias para apoyar este Plan de Acción", señala Encarna Pinto, directora de la ONG.