20 de mayo de 2018 | Actualizado: Domingo a las 12:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El sector sanitario habrá automatizado el 26% de sus empleos en 2040

Un informe de PwC predice que dicha mecanización afectará más a los hombres, en un 28%, que a las mujeres, el 23%

A un corto plazo, a principios de la década del 2020, el sector no alcanzará ni el 2% de automatismo.
El sector sanitario habrá automatizado el 26% de sus empleos en 2040
I. P. Nova
Martes, 13 de febrero de 2018, a las 12:30
La inteligencia artificial no sólo está a la orden del día sino que es uno de los aspectos que más se va a implementar en los años venideros. Bajándose de coches voladores o frigoríficos que cocinan con autonomía, el futuro está más cerca de lo que parece y las aptitudes laborales van a ser algunas de las afectadas por esta esta 'mecanización digitalizada'. Todo se verá afectado por esta ola tecnológica que, según un informe de la auditoria PriceWaterhouseCoopers (PwC), también tocará de lleno al sector sanitario. Un documento publicado por su sucursal de Reino Unido ha pronosticado que, para el año 2040, el sector sanitario automatizará la mano de obra hasta en un 26 por ciento. Una mecanización que, afectará más a los hombres, en un 28 por ciento, que a las mujeres, el 23 por ciento.

El informe analiza al detalle más de 200.000 empleos en un total de 29 países evaluando cuál puede ser el potencial de automatización durante los próximos veinte años. Aunque el sanitario no es uno de los más afectados, sí influirá repercutiendo en una importante automatización en su fase más avanzada. A un corto plazo, a principios de la década del 2020, el sector no alcanzará ni el 2 por ciento de automatismo.

La primera 'ola' afectará menos al sector sanitario: mientras que en el mundo se espera un 3%, la sanidad española no alcanzaría el 1%



El documento, que compara diferentes países en diferentes sectores, analiza tres fases para esta automatización de puestos de trabajo. La primera 'ola', a principios de la década de 2020, afectará menos al sector sanitario que al resto de trabajos, como la construcción o el comercio. Mientras que el porcentaje que se espera en todo el mundo es de un 3 por ciento, los datos de la sanidad española no alcanzan el 1 por ciento.

Esta primera fase esta automatización afectará mayoritariamente a mujeres, y la tendencia se repetirá, según predice PwC, en el resto de países del informe. Llega, incluso, a alcanzar porcentajes muy elevados en Grecia donde el 9 por ciento de los empleos sanitarios se verán afectados y todos estos trabajadores serán mujeres.

Respecto a la segunda, hasta finales de 2029, el porcentaje en se eleva hasta un 16 por ciento. En este caso, aunque no exista una diferenciación clara de género, las mujeres se verán afectadas en un 17 por ciento y los hombres en un 15 por ciento. Aunque esta segunda 'ola' es un claro ejemplo de cómo las tecnologías que ahora se presentan incipientes han ido madurando, la salud tiende a verse relativamente menos afectada que el resto de habilidades laborales en España. Por ejemplo, los trabajos relacionados con la construcción se mecanizarán hasta en un 20 por ciento.

Colaboración y no reemplazo

La dependencia de las habilidades sociales y el toque humano hacen de la salud un área más complicada para la Inteligencia Artificial y los robots. Según este informe, sí tendrán un papel importante en el cuidado del paciente pero siempre "trabajando con los médicos y enfermeras humanos y no reemplazándolos". En la tercera 'ola' registrada por PcW, a mediados de la década de 2030, hasta el 26 por ciento de los empleos podrían automatizarse. En esta fase los roles de género cambian y, mientras que las mujeres eran las más afectadas antes de esta década, ahora son los hombres los más 'tocados'.

Por último, es llamativo que la sanidad española se verá más afectada por esta automatización que la media mundial. Para el año 2040, el 21 por ciento de los empleos sanitarios de los 29 paises analizados por PcW se verán afectados por la robótica suponiendo un porcentaje cinco puntos por debajo de la media nacional, que se iguala a datos previstos para Austria, Alemania, Francia, Italia, Lituana o Estados Unidos.