El medio centenar de mutaciones no estaba previsto y si se mantiene un reservorio poblacional puede volver a darse

El salto evolutivo de Ómicron abre la puerta a una variante más peligrosa
Tomàs Pumarola, jefe de Microbiología del Hospital Vall d'Hebron.


26 ene 2022. 09.00H
SE LEE EN 3 minutos
El alto número de mutaciones de la variante Ómicron respecto al resto de linajes del SARS-CoV-2 ha “sorprendido” a los microbiólogos, quienes no esperaban un salto evolutivo de estas características. Un precedente que en esta ocasión se ha traducido en menor letalidad y mayor transmisibilidad, pero que podría repetirse a la inversa. Una posibilidad que se mantendrá presente mientras haya regiones que representen un reservorio para el covid por su baja resistencia debido a la baja tasa de vacunación.

En concreto, según el estudio más reciente y elaborado por investigadores de la Universidad de Missouri (Estados Unidos), Ómicron tiene 46 mutaciones altamente prevalentes. Además, la mayoría están concentradas en su espícula, la proteína que utiliza el covid como llave maestra para penetrar en las células humanas y donde los anticuerpos se unen al virus para prevenir la infección.

Esto supone casi medio centenar de variaciones respecto a Delta, la variante predominante anterior a Ómicron. “Sorprende el salto de Delta a Ómicron. Hasta ahora la evolución genética del SARS-CoV-2 ha ido avanzando poco a poco hacia una mejor transmisión a través de pequeñas variaciones. Sin embargo, ahora se ha dado un salto cualitativo y cuantitativo importante”, señala Tomàs Pumarola, jefe de Microbiología del Hospital Vall d'Hebron, uno de los centros españoles encargados de secuenciar el genotipo de los casos positivos.


Un riesgo de salto evolutivo del covid condicionado


El especialista asegura que de los virus RNA se puede esperar de todo, pero aun así no esperaban este salto evolutivo. “Al inicio de la pandemia defendíamos que tenía poca variabilidad porque tenía mecanismos de corrección de los errores, sin embargo, luego lo hemos tenido que ir matizando y ver que tiene una gran capacidad de variación, pero no esperábamos este salto”, detalla Pumarola.

Un fuerte cambio evolutivo que puede volver a pasar. “Ómicron nos indica que el covid es capaz de hacer esto y siempre tendremos ese riesgo sí hay zonas del mundo con una baja tasa de vacunación. Esto es algo muy importante y a tener en cuenta”, explica el especialista.

Para Pumarola el SARS-CoV-2 puede volver a hacer un salto evolutivo de una forma individualizada, aunque lo más probable es que no sea más letal debido al nivel de protección. “Lo que ha pasado con Ómicron puede volver a pasar, pero hay que tener en cuenta que a media que vamos incrementando nuestro reportorio de inmunidad (vacunados e infectados) las infecciones son más benigna y favorecen que vayamos aumentados nuestro reportorio de protección contra nuevas variantes”, advierte el microbiólogo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.