Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El PP apuesta por "aumentar la tarta" del PIB y no subir el peso de sanidad

C's, PSOE y Podemos critican la "infrafinanciación" del sistema en un debate organizado por Sedisa

Los representantes de los partidos políticos durante el debate organizado por Sedisa.
El PP apuesta por "aumentar la tarta" del PIB y no subir el peso de sanidad
Carlos Corominas
Cristina Cebrián
Jueves, 16 de junio de 2016, a las 11:10
Este miércoles se ha celebrado en Madrid un debate electoral en el que han participado los representantes sanitarios de los cuatro principales partidos. El encuentro, celebrado en la sede de la Fundación ONCE y organizado por la Sociedad Española de Directivos de Salud (Sedisa), tenía como tema la gestión sanitaria y ha derivado, como los últimos debates sanitarios, en una discusión sobre la financiación del sistema.

En el arranque del debate, Joaquín Estévez, presidente de Sedisa, ha puesto el foco en la gestión clínica y ha señalado que “la implicación de los profesionales en la gestión les da más credibilidad a los directivos de cara a los sanitarios”. En  este sentido, ha señalado que los políticos suelen nombrar a personas de confianza porque los hospitales no son una empresa privada. “Si fuese una empresa privada no nombraría a esa persona, sino a quien fuera mejor para el puesto”, ha apuntado.

Un momento del debate.


El primero de los políticos en intervenir ha sido Francisco Igea, exportavoz de sanidad de Ciudadanos en el Congreso y candidato por Valladolid, que ha destacado la necesidad de incrementar los recursos del Sistema Nacional de Salud, ya que “el porcentaje del PIB ha caído durante la última legislatura”. Para revertir la situación ha propuesto un cambio en la financiación autonómica para “asegurar la sanidad, los servicios sociales y la educación”. Además, ha destacado que lo que necesita “el sistema es medición” y que lo que los ciudadanos quieren son “resultados en salud y no resultados electorales”.

Por su parte, Ana Castaño, responsable de sanidad de Podemos, ha destacado que la postura de su formación es que “la salud es un bien público y no un nicho de negocio”. Ha señalado su coincidencia con el líder de Ciudadanos en relación a la transparencia y a la rendición de cuentas: “Para saber cómo hacer un sistema sostenible hay que saber cuánto se ha gastado y terminar con la opacidad de los últimos cuatro años”. Para ilustrarlo, ha puesto el ejemplo del gasto farmacéutico al que ha calificado de “caballo de Troya”.

Para defenderse de los ataques sobre infrafinanciación José Ignacio Echániz, representante de sanidad y servicios sociales del PP, ha afirmado que el Gobierno ha realizado “reformas eficaces y sensatas que permiten que el SNS sea más fuerte y más sostenible”. Sin embargo, no cree que la solución pase porque “la sanidad quite recursos a otros sectores públicos fundamentales” en alusión al aumento del porcentaje del PIB destinado a sanidad. Su propuesta pasa por “hacer crecer la tarta y no repartirla de otros servicios”. 

Además, ha defendido que “el presupuesto del gasto público es el sumatorio de los presupuestos de las comunidades” y le ha quitado responsabilidad al Gobierno ya que “este no le da un presupuesto sanitario a las autonomías sino que le da una cesta de impuestos”.  

Tras la defensa de Echániz, José Martínez Olmos, exportavoz de sanidad del PSOE en el Senado y candidato al Senado por Granada, ha vuelto al ataque contra lo que considera “una insuficiencia financiera crónica” y ha señalado que la escasez financiera se ha solventado con “los ajustes presupuestarios que han hecho las comunidades autónomas y el FLA vienen a suplir la deuda con los proveedores”. 

En cuanto a las medidas necesarias para aumentar el presupuesto de sanidad, Igea ha propuesto “suprimir 6.000 millones en diputaciones y recuperar 40.000 millones que se han amnistiado al tributarlos al 3% y no al 10%”. Precisamente a la amnistía fiscal de Montoro se ha referido la representante de Podemos al señalar que su objetivo es “hacer florecer la corrupción en sanidad” y ha puesto como ejemplo el caso de los Gallardo.

Innovación

En otro momento del debate, se ha discutido acerca de cómo debe gestionarse la innovación en medicamentos. En este punto, la representante de Podemos y el de Ciudadanos han apostado por desarrollar un Plan de Transparencia para conocer el coste real de las innovaciones. Mientras Castaño ha defendido “un equilibro entre la financiación y el lucro en cuanto a patentes”, Igea ha apostado por hacer desinversiones “en lo que no funciona” y ampliar el “no hacer”.

Echániz ha señalado que “la financiación de la innovación se tiene que hacer de manera conjunto con otros países de la UE” con los que, según él, ya se está hablando. Olmos ha alabado que se empiece a negociar con otros países, “aunque llega con cuatro de retraso” y ha defendido que los medicamentos huérfanos para enfermedades raras o innovaciones importantes “tienen que tener garantizada la financiación por parte del Estado para que no haya lugares en España a los que no llegan”. 

José Ignacio Echániz, responsable de Sanidad del PP; Sergio Alonso, director de A Tu Salud; José Martínez Olmos, exportavoz de Sanidad del PSOE en el Senado y candidato a la cámara alta por Granada y Francisco Igea, exportavoz de Sanidad de C's en el Congreso y candidato por Valladolid al Congreso.


Ana Castaño, responsable de Sanidad de Podemos; Echániz; Martínez Olmos e Igea.


Joaquín Estévez, presidente de Sedisa; Juan José Polledo, director de Relaciones Institucionales de Celgene; Jordi Martí, director general de Celgene y José Ramón Luis Yagüe, director de Relaciones con las comunidades autónomas.


Los portavoces hablan entre sí.