Tradicionalmente, durante los encuentros de la selección española, la demanda de consultas urgentes disminuye

El poder curativo del fútbol: menos urgencias en los partidos de España


23 nov 2022. 08.00H
SE LEE EN 3 minutos
España ha debutado este miércoles 23 de noviembre a las 17 horas en el Mundial de Fútbol de Catar y mientras sube la afluencia en los bares para seguir el encuentro, las salas de urgencia se quedan vacías. Es un fenónemo habitual en los acontecimientos deportivos más importantes, como si de un poder curativo se tratara, y es de esperar que la historia se repita a lo largo de la participación de la selección española en este campeonato del Mundo.

Así lo explica Octavio Salmerón, secretario técnico de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) en Madrid, que confiesa que durante el partido inaugural entre Catar y Ecuador "no hubo repercusión en el total de asistencias médicas" respecto a otros días, pero que la cosa cambiará cuando sea el equipo nacional el que se encuentre en el terreno de juego. "Se notará cuando juegue España, pero también las selecciones europeas, Argentina, Brasil o México", explica.

Este fenómeno "demuestra que la percepción de la urgencia es realmente variable", explica el facultativo en declaraciones a Redacción Médica. Salmerón incide en que la conclusión de este suceso, habitual en cada acontecimiento deportivo importante, es que "si los pacientes tuviesen alternativas razonables, no acudirían a Urgencias" y puntualiza que en estos caso suelen disminuir más las visitas en Pediatría.

Durante el fútbol hay menos consultas banales


Durante el tiempo que España se mantenga en la competición, y coincidiendo con sus partidos, las consultas "banales" serán las que más mengüen, pero el facultativo recuerda que hay otro tipo de urgencias que también suelen bajar. "La actividad general de la población disminuye, por ello hay menos accidentes, caídas o lesiones laborales". Por otro lado, los sucesos que no bajan y siguen precisando atención médica urgente son aquellos que nada tienen que ver con los acontecimientos deportivos, como los incidentes no demorables, infartos o ictus. "La naturaleza no entiende de fútbol", puntualiza Salmerón.

El facultativo, además, avisa que tras la 'calma' de los 90 minutos de partido, puede llegar la tempestad: "cuando las celebraciones empiezan en la calle y en los bares se produce un incremento de intoxicaciones, traumatismos y accidentes".

Salas de urgencia vacías más allá del deporte


En base a su dilatada experiencia profesional en diferentes servicios de Urgencias de varios hospitales, el secretario técnico de Semes Madrid explica que hay otros eventos que no son deportivos y que también provocan ese efecto de 'salas vacías'. "El más impresionante fue la boda de Lady Di en el que no vino prácticamente nadie a la urgencia del Hospital 12 de Octubre durante toda la retransmisión, que fueron horas". Recuerda que este acontecimiento en la familia real británica "tuvo más influencia que ningún partido de fútbol".

Otro enlace del que los ciudadanos no quisieron pederse ni un minuto de retransmisión, ni para ir a Urgencias, fue la de los Reyes Felipe VI y Letizia, recuerda. "También el atentado del 11S en Nueva York y, a nivel deportivo, la aperturas de los Juegos Olímpicos también se asocian con una disminución muy llamativa de la demanda de estos servicios". 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.