23 de junio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 17:20
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El número de abortos marca su cifra más baja en once años

Se produjeron 94.188 interrupciones voluntarias del embarazo, el cuarto descenso consecutivo

Las cifras de interrupciones voluntarias del embarazo siguen en descenso.
El número de abortos marca su cifra más baja en once años
Redacción
Viernes, 30 de diciembre de 2016, a las 14:40
Los datos sobre abortos siguen en línea descendente desde 2011. En 2015 se realizaron en España un total de 94.188 interrupciones voluntarias del embarazo (IVE), 608 menos que las 94.796 registradas el año anterior, lo que supone un 0,6 por ciento menos, según los últimos datos recopilados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

El informe, que ha sido publicado este viernes en la página web del departamento de Dolors Montserrat, recoge que en el último año se produjeron 10,40 abortos por cada mil mujeres, similar a la tasa de 10,46 del año anterior. Los datos muestran un nuevo descenso, el cuarto consecutivo desde 2011, cuando se registraron 118.359 abortos, y la cifra más baja en los últimos once años. El año pasado la cifra volvió a bajar de los 100.000 casos por primera vez desde 2005.

El descenso, no obstante, no se produce en todas las edades ya que la tasa de interrupciones crece entre las mujeres de 20 a 24 años (de 16,56 a 16,67 casos por cada mil mujeres), que es la franja de edad con la tasa más alta de abortos; en las de 30 a 34 años (12,33 a 12,50) y de 39 a 39 años (8,65 a 8,79).

En las menores de 19 años la tasa es de 9,38 por cada mil mujeres (frente a las 9,92 de 2014) aunque donde menos abortos se realizan es en las mujeres de más de 40 años (3,80, frente a los 3,83 del año anterior.En cifras totales, el mayor número de interrupciones se produce en las mujeres de 30 a 34 años, con 20.473 abortos en 2015, seguidas de las de 25 a 29 años (20.156). Un total de 9.641 intervenciones se realizaron en jóvenes de 15 a 19 años y 371 en menores de 15.

Además, y al igual que el año anterior, el informe dedica un capítulo específico a la situación en mujeres menores de 20 años que recoge 6 abortos en chicas de 12 años, 62 en chicas de 13 años y 303 en chicas de 14 años.

Semanas de gestación

El informe de este año ha modificado los tramos a tener en cuenta a la hora de identificar el plazo elegido por las mujeres para abortar, lo que impide hacer una comparativa con años anteriores. En cualquier caso, la mayoría (69,83 por ciento) se realizaron durante las primeras ocho semanas de gestación, mientras que el 23,99 por ciento se realizaron entre la semana 9 y 14, cuando el aborto es libre en España. Sólo un 6,06 por ciento se realizaron entre la semana 15 y 22 y un 0,12 por ciento por encima de las 23 semanas. En ambos casos se requieren razones médicas para poder realizar la interrupción.

El motivo de la interrupción fue en el 89,46 por ciento de los casos a petición de la mujer, lo que supone un punto más que el año anterior. Los casos de grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada fueron el motivo en el 6,51 por ciento de los casos, seguidos de los riesgo de graves anomalías en el feto o anomalías fetales incompatibles con la vida (3,71 por ciento) o enfermedades extremadamente graves e incurables (0,31 por ciento).

Por otro lado, el informe muestra un ligero descenso de los abortos realizados en centros hospitalarios (11,53 por ciento, frente al 12,46 por ciento del año anterior) al tiempo que crecen, también levemente, los realizados extrahospitalariamente (88,47 por ciento, frente al 87,54 por ciento). En más de la mitad de los casos el hospital era privado, mientras que en las clínicas hasta eran la mayoría (81,4 por ciento). En cambio, la mayoría (60.966) se informaron de estas intervenciones en un centro sanitario público, principal fuente de información por delante de los centros privados (11.462), Internet (9.715) y amigos o familiares (8.277).

Sin hijos y sin abortos previos

En cuanto a las mujeres que abortaron de forma voluntaria, el informe revela que la mayor parte, 58.736, lo hacían por primera vez, lo que representa el 62,3 por ciento del total, mientras que 23.391 (24,8 por ciento) ya habían tenido un aborto previo y 7.743 (8,2 por ciento) había interrumpido un embarazo dos veces antes.

Además, la mayoría (48 por ciento) no tenían hijos y, de las que sí tenían, la mayoría (29 por ciento) vivían en pareja. Y en cuanto su situación laboral, la mitad trabajaban por cuenta ajena (49,7 por ciento) y una de cada cuatro (24,4 por ciento) estaba en paro; mientras que según su nivel de formación, una de cada tres tenía sólo la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o equivalente. Baja además el porcentaje de abortos en las mujeres con sólo el graduado escolar (del 19 al 16,9 por ciento).

En lo que respecta a la nacionalidad, 92.565 de las 94.188 mujeres eran residentes en España y la mayoría (65,3 por ciento) tenían la nacionalidad española, un punto más que el año anterior. El 8,35 por ciento procedían de otros países de la Unión Europea y un 17,3 por ciento eran del continente americano, el grueso de América del Sur. Además, un 5,02 procedían de África y un 2,83 por ciento de Asia.

Por comunidades autónomas

El análisis por regiones muestra como, en 2015, la tasa más alta de abortos en mujeres de 15 a 44 años se registra en Baleares, con 13,03 por cada mil mujeres, seguida de Cataluña (12,7), Madrid (12,54) y Asturias (12,51), que fue la que en 2014 tuvo una tasa más alta de interrupciones.

A éstas le siguen Canarias (11,58), Murcia (11,07), Andalucía (10,59), País Vasco (9,57), Aragón (9,53), Cantabria (8,80), Navarra (8), Comunidad Valenciana (7,85), Castilla-La Mancha (7,38), Galicia (6,60), Castilla y León (6,33), Extremadura (5,89), La Rioja (5,64) y Ceuta y Melilla (3,72).