Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:20
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El médico, obligado por ley a conocer la tendencia sexual del paciente

La norma inglesa, que entrará en vigor en 2019, pretende evitar el riesgo de autolesión y suicidio de las personas LGBT

Los profesionales sanitarios tendrán que entregar un formulario al paciente.
El médico, obligado por ley a conocer la tendencia sexual del paciente
Redacción
Domingo, 22 de octubre de 2017, a las 10:00
Los profesionales sanitarios ingleses se verán obligados a preguntar la orientación sexual de los pacientes mayores de 16 años, según una nueva normativa de atención médica de los Servicios Nacionales de Salud de Inglaterra (NHS), la dependencia gubernamental encargada del sistema de salud en el país.

Los médicos deberán entregar un formulario a quienes atienden en el que se incluya la pregunta: '¿Cuál de las siguientes opciones te define mejor?'. Las respuestas varían entre 'heterosexual', 'homosexual', 'lesbiana', 'bisexual', 'otra orientación sexual', 'no lo sé', 'no quiero responder' y 'no estoy seguro'.

La medida, que se pondrá en marcha en 2019, se aplicará a doctores, enfermeras y consejos locales responsables de la atención social de adultos. El objetivo de la misma es ayudar a mejorar los servicios de salud dirigidos a las personas de diversidad sexual.

Desde la NHS aseguran que van a seguir estrategias para que los pacientes no sufran discriminación, al tiempo  que recalcan que nadie está obligado a responder la pregunta. Eso sí, el organismo incide en que las personas lesbianas, homosexuales y bisexuales (LGBT) padecen problemas de salud mental de manera desproporcionada en comparación con el resto de la población, con un mayor riesgo de autolesión y suicidio, algo que puede solucionarse solicitando dicha información.

En palabras de una portavoz del servicio sanitario, "recopilar y analizar datos sobre orientación sexual permite a los organismos del sector público comprender, responder y mejorar el acceso a los servicios de los pacientes LGB. No tendrá ningún impacto en la atención que la gente recibe. Todos los organismos de salud y autoridades locales responsables de la atención están obligados por ley a que no se discrimine a los pacientes".