Carmen Pingarrón y Manuel Muñoz abordan todas las cuestiones referentes al manejo de los pacientes con esta problemática

El Foro de Vitamina D aborda el manejo de la vitaminosis D
Carmen Pingarrón, del servicio de Ginecología y Oncoginecología del Hospital Quirónsalud San José; y Manuel Muñoz, del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario San Cecilio.


07 abr 2021. 10.30H
SE LEE EN 5 minutos
El Foro de Déficit de Vitamina D es una iniciativa de Meiji Pharma Spain S.A, que promueve una revisión de las últimas evidencias científicas sobre patologías asociadas al déficit de Vitamina D. Los coordinadores de la iniciativa, Carmen Pingarrón, del servicio de Ginecología y Oncoginecología del Hospital Quirónsalud San José de Madrid, y Manuel Muñoz, del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario San Cecilio de Granada, explican para Redacción Médica las claves del proyecto.

España no es ajena al problema de la hipovitaminosis, ¿se conoce el alcance de este problema en nuestro país?

Manuel Muñoz: La prevalencia de hipovitaminosis D es variable dependiendo del grupo de población que consideremos. En ancianos institucionalizados, pacientes con fragilidad ósea, obesos, diabéticos o pacientes con otras comorbilidades, la prevalencia puede ser elevada (50 por ciento o más). Aunque existe un interés creciente por este problema, muchos casos no son adecuadamente identificados y tratados.

Carmen Pingarrón: Es difícil saber cuál es la prevalencia real porque solo se hacen determinaciones en grupos considerados de riesgo. Sin embargo, cuando tenemos ocasión en las consultas privadas de hacer un cribado oportunista y medir ese déficit en todas nuestras pacientes, nos damos cuenta de que en la población general española hay niveles insuficientes, casi a cualquier edad. 

¿Por qué en España hay una incidencia tan alta de déficit de vitamina D en población sana?

Manuel Muñoz:
Una explicación a esta situación es la falta de una normativa gubernamental para la suplementación con vitamina D de determinados alimentos como existe en otros países. Además, la mayor parte de España está por encima del paralelo 35ºN, donde la posibilidad de sintetizar vitamina D en la piel es escasa en invierno y primavera.

Carmen Pingarrón: Hay que tener en cuenta también que en las pieles morenas la absorción se dificulta, al igual que en ambientes urbanos con polución. Por otra parte, el uso de protección solar en verano también reduce la activación en piel de la misma. Quizás deberíamos considerar la suplementación con vitamina D, como una tercera vía necesaria para evitar el amplio déficit poblacional.

 "El déficit de vitamina D puede influir negativamente en patologías tan importantes como la osteoporosis, la diabetes, enfermedades reumatológicas y autoinmunes"



¿Qué problemas de salud se derivan de la falta de vitamina D?

Carmen Pingarrón: La vitamina D es considerada una hormona y, como tal, tiene receptores en diferentes órganos y sistemas. Su déficit puede influir negativamente en patologías tan importantes como la osteoporosis, la diabetes, enfermedades reumatológicas y autoinmunes, e incluso en algunos procesos oncológicos como el cáncer de mama, próstata y cáncer de colon.

En estos momentos hay un interés creciente por el impacto que tiene el nivel de vitamina D en la gravedad de la enfermedad por SARS-CoV2. ¿Qué evidencias hay en estos momentos?

Manuel Muñoz: Las evidencias disponibles indican que los pacientes con hipovitaminosis D presentan un mayor riesgo de infección por SARS-CoV2 y una evolución más desfavorable del Covid 19, incluyendo una mayor mortalidad. No obstante, los beneficios del tratamiento con pautas de vitamina D para disminuir el contagio o la morbimortalidad de la enfermedad están en fase de estudio en la actualidad. Los resultados preliminares sugieren un efecto favorable, pero deben ser confirmados en estudios más amplios y con diseños apropiados. 

¿Qué problemas representa para los sanitarios el manejo del paciente con déficit de vitamina D?

Manuel Muñoz: El principal problema es el acceso a la determinación de 25-OH-D circulante que es el método estándar para analizar el estatus de vitamina D. Esta limitación puede ser más importante en Atención Primaria.

Carmen Pingarrón: Los niveles de vitamina D deben ser monitorizados cuando decidimos implementar la suplementación por vía oral.  Si no hay acceso a dicha determinación, será difícil saber si estamos proporcionando la dosis correcta. En la mayoría de los casos, una vez que hemos logrado corregir el déficit, sería importante pautar la dosis de mantenimiento. Y para todo esto hay que medir niveles con cierta periodicidad de 25-OH-D. 

La falta de una estrategia multidisciplinar está haciendo que cada especialista haga recomendaciones distintas ¿cómo ayudará el Foro de Vitamina D a solucionar este problema?

Carmen Pingarrón: Con el Foro aportaremos nueva luz al revisar la última evidencia científica y poner sobre la mesa los diferentes puntos de vista sobre la hipovitaminosis D en las diferentes patologías de las diferentes especialidades.

Manuel Muñoz:  Será esencial para poder establecer recomendaciones que se trasladen a la práctica clínica con el mayor nivel certeza y obtener, los mejores resultados. 

El Foro concluirá con la publicación de un informe con las conclusiones del proyecto. ¿Qué valor tendrá para el clínico y para la comunidad científica un documento así?

Manuel Muñoz: Servirá como guía para aunar criterios y para identificar las áreas con mayor nivel de evidencia y aquellas con incertidumbres significativas que debe ser mejor exploradas. Por ello, queremos darle la máxima difusión poniendo el informe a disposición de la comunidad médica, las sociedades científicas y las instituciones sanitarias.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.