Solo en el primer semestre de 2020, con el estallido de la pandemia por Covid-19, se superó esta cifra

El exceso de mortalidad en España no frena con 13.317 muertos más que 2021


17 ago 2022. 14.00H
SE LEE EN 3 minutos
A pesar de que España ha superado lo peor de la pandemia por Covid-19, el número de fallecidos ha experimentado un significativo aumento respecto al año anterior. Tanto es así que, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este miércoles, un total de 275.872 personas han fallecido en nuestro país hasta el 25 julio de este año, 13.317 más que en la misma semana de 2021.

Además, esta cifra de fallecidos también es superior a la registrada en la semana 30 del año 2019, con 249.459 fallecimientos, así como en 2018, con 256.571. Únicamente en 2020, año en que estalló la pandemia, el número de decesos en el primer semestre se elevó hasta situarse en los 294.939, 19.062 muertes más que en el mismo periodo de este año. La cifra más elevada en lo que va de siglo.

De estas 275.872 muertes registradas en lo que va de 2022, 139.464 fueron hombres y 136.405 mujeres. Asimismo, la mayor parte de las mismas se han concentrado en edades avanzadas, especialmente en la franja que aglutina a la ciudadanía de más de 90 años con 25.887 hombres y 51.026 mujeres. En el caso del grupo de comprende a personas de entre 85 y 89 años, el número de fallecidos se ha estimado en los 26.389 hombres y 31.390 mujeres.


Muertes atribuibles a las temperaturas


La mayor parte de los decesos producidos en 2022 se han acumulado en los meses de verano. Según  el sistema de monitorización de la mortalidad diaria (MoMo) del Instituto Carlos III, julio ha sido el mes más golpeado en lo que va de año debido a altas temperaturas, registrando un total de 2.223 decesos atribuibles al exceso de grados en el termómetro.

De hecho, durante la segunda ola de calor del verano en España, los termómetros volvieron a dispararse en la tercera semana de julio, registrando temperaturas récords de hasta 44ºC en municipios como de las zonas del valle del Tajo, Guadiana y Guadalquivir. Unos valores que suponen un potencial riesgo para la salud y que, como consecuencia, se cobraron esta alta cifra de víctimas.

En concreto, se produjeron 679 muertes atribuibles a las altas temperaturas en la semana del 10 al 17 de julio; 297 más que por Covid-19 en el mismo periodo. Hasta este 17 de agosto, el sistema registra 1.139 muertes por temperaturas. 


La natalidad en España cae a mínimos históricos


Por otro lado, la natalidad en España cae en el primer semestre de 2022 a mínimos históricos, según el INE, con un total de 159.705 nacimientos en este periodo del año. Esta cifra representa casi un millar menos de los que lo hicieron en el mismo periodo de 2021 (160.681) y supone un descenso de la natalidad en el país hasta mínimos históricos.

Se trata del octavo año consecutivo que el INE contabiliza un descenso en esta materia durante los primeros seis meses del año, desde junio de 2015, cuando los nacimientos rozaban los 205.000.

En junio de 2022 esta cifra se ha reducido en más de 45.000, convirtiendo al primer semestre de este último año en el que menos nacimientos ha registrado en España desde que se tienen datos en esta materia, en 1941.

Febrero ha sido el mes que ha contabilizado un menor número de nacimientos (24.836), seguido de abril (25.570) y junio (26.959). Los otros tres meses restantes han sumado: enero, 27.563; marzo, 27.426; y mayo, 27.343.

Cabe destacar que solo cuatro años antes de estas cifras, en el primer semestre de 2018, las cifras de nacimientos por mes rondaban y superaban en su mayoría los 30.000.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.