Así lo ha descubierto un estudio realizado por el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid

El covid persistente deja rastro del virus en sangre, heces y orina un mes


22 jul 2022. 15.05H
SE LEE EN 4 minutos
Un estudio realizado por investigadores del servicio de microbiología clínica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, perteneciente al área del Ciber de Enfermedades Respiratorias, ha observado que en una cohorte de pacientes infectados por Covid-19, que mantienen una sintomatología inespecífica varias semanas después (entidad denominada actualmente como Long Covid), una proporción relevante de pacientes presentan determinaciones positivas de RNA de SARS-CoV-2 en muestras extrarrespiratorias varias semanas después.

Este trabajo, publicado en la revista científica BMC Infectious Diseases, es el primero en el que se documenta la persistencia de RNA de Covid-19 en muestras de plasma, orina y heces varias semanas después del diagnóstico de Covid-19.


¿Cuáles son los síntomas del Long Covid?


Desde el inicio de la pandemia por covid múltiples grupos de trabajo han descrito que existen una serie de pacientes que tras presentar un cuadro de, Covid-19, independientemente de la gravedad del mismo, mantienen una sintomatología muy inespecífica consistente fundamentalmente en: astenia severa, disnea, artromialgias generalizadas, taquicardia sinusal inapropiada, disfunción cognitiva y cefalea.

Estas alteraciones se mantienen más allá de 4 semanas después del diagnóstico y provocan en muchos pacientes una disfuncionalidad importante, impidiendo la reincorporación laboral y en ocasiones la realización de actividad básicas de la vida diaria.


El Long Covid ya ha sido reconocido por la OMS como una entidad clinica independiente



Esta nueva entidad clínica ha sido denominada Long Covid, síndrome Post-Covid-19/Post-acute-Covid-syndrome (PACS) y ya ha sido reconocido por la OMS como una entidad clinica independiente, aunque todavía no existen unos criterios clínicos claramente definidos.

Se acepta actualmente su diagnóstico en aquellos pacientes que mantengan una sintomatología como la anteriormente descrita durante más de 12 semanas después del diagnóstico de infección por SARS-CoV-2 siempre que no exista una etiología alternativa que justifique el cuadro.


En el momento actual no se ha descrito cual es el mecanismo fisiopatogénico por el cual se produce esta entidad, siendo varias las hipótesis: respuesta inflamatoria mantenida, disfunción inmunológica, desarrollo de auto anticuerpos, daño tisular establecido y una posible persistencia viral en reservorios.


El RNA, clave para estudiar el Long Covid


Los investigadores del Gregorio Marañón han evaluado una cohorte de 29 pacientes inmunocompentes que cumplen criterios de Long Covid y han explorado la posibilidad de una persistencia viral de SARS-CoV-2 a nivel sistémico. Para ello han realizado RT-PCR de Covid-19 en muestras que pueden ser representativas de una afección sistémica como son el plasma, la orina y las heces.

Un 45 por ciento de estos pacientes presentaban determinaciones positivas de RNA de SARS-CoV-2 en plasma más de 4 semanas después del diagnóstico y algo más del 50 por ciento de los pacientes presentaban RT-PCR positiva en al menos una muestra extrarrespiratoria, aunque los investigadores no pudieron realizar secuenciación genómica completa de las muestras debido a la baja carga viral de las mismas y tampoco pudieron realizar cultivo viral lo que habría permitido demostrar la viabilidad o no de las mismas.

A pesar de estas limitaciones los datos observados en este estudio sugieren que el virus del SARS-CoV-2 podría persistir a nivel sistémico y en reservorios como tubo digestivo durante varias semanas y ser responsable de la sintomatología de estos pacientes.

En caso de que esta hipótesis fuera cierta, abriría la posibilidad de evaluar tratamientos antivirales en estos pacientes, y dado que SARS-CoV-2 en un RNA virus y sin capacidad de integración genómica estas estrategias de tratamiento antiviral podrían teóricamente erradicar esta persistencia viral de forma similar a los éxitos obtenidos con tratamiento antiviral en la infección crónica por VHC.


Contagiarse con la variante Delta incrementa la posibilidad de tener covid persistente



¿Qué variantes aumentan el riesgo de sufrir Long Covid?


Contagiarse de covid con la variante Delta incrementa la posibilidad de tener covid persistente, en comparación con el contagio con Ómicron y sus subvariantes. Así lo refleja un estudio publicado en The Lancet, en el que han tomado como sujetos un total de 97.364 personas. De estas, 56.003 se infectaron con Ómicron entre el 20 de diciembre de 2021 y el 9 de marzo de 2022, y 41.361 se infectaron con la variante Delta entre el 1 de junio de 2021 y el 27 de noviembre del mismo año.

Del total de casos de Ómicron analizados, 2.501 experimentaron long covid (un 4,5 por ciento), mientras que, entre los casos de Delta, fueron 4.469 los pacientes que tuvieron covid persistente (un 10,8 por ciento). Así, el estudio afirma que hay menos posibilidad de tener long covid si el contagio se ha producido con Ómicron. Asimismo, se apunta que, cuanto menos tiempo haya pasado desde la vacunación, menos posibilidad de desarrollar covid persistente.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.