Además, el estudio sostiene que los asintomáticos tienen valores del umbral del ciclo más altos que las sintomáticos

El covid más escurridizo: baja carga viral y 'camuflado' en la nariz


16 ene 2022. 13.55H
SE LEE EN 3 minutos
La carga viral en las fosas nasales anteriores el día del diagnóstico del SARS-CoV-2 es una medida de la intensidad de la enfermedad en ese momento. Esta es una de las conclusiones del estudio elaborado por la Universidad de Boston y publicado en la plataforma de 'preprints' medRxiv que, además, sostiene que la carga viral presente en las fosas nasales en personas asintomáticas limita la detección de casos covid.

Según los datos, el 12,4 por ciento de las pruebas positivas analizadas tenían un único valor de CT, que indica la cantidad de virus que alberga un individuo infectado, detectable (N1 o N2). "Es importante señalar que muchas pruebas PCR utilizadas durante la pandemia adjudicaron sus resultados exigiendo que ambas dianas fueran detectables. Nuestro enfoque favoreció la sensibilidad sobre la especificidad, ya que nuestra hipótesis de trabajo era que la detección de individuos asintomáticos con cargas virales incluso bajas limitaría más eficazmente la propagación en un contexto urbano densamente poblado", explican los autores del estudio.

Por otro lado, los resultados ratifican que las personas asintomáticas tienen valores del umbral del ciclo (CT) significativamente más altos que los sintomáticos el día del diagnóstico a través de pruebas PCR.

Los valores del umbral del ciclo (CT) de las PCR son inversamente proporcionales a la cantidad de ARN viral en una muestra y, por lo tanto, un indicador de la carga viral. Los autores del análisis partieron de la premisa de que los valores de CT serían más altos, por lo que las cargas virales en el momento del diagnóstico serían más bajas en las personas que estaban infectadas con el virus, pero permanecieron asintomáticas durante el curso de la infección.


Síntomas más comunes en positivos covid


Para el estudio, los investigadores recolectaron los valores de un total de 1.633 pruebas PCR positivas para SARS-CoV-2 de individuos muestreados entre el 7 de agosto de 2020 y el 18 de marzo de 2021. Tras realizar una comparación de los datos con los informes de síntomas del equipo clínico, encontraron que que los pacientes asintomáticos tenían valores de CT significativamente más altos que los individuos sintomáticos.

El equipo clínico hizo un seguimiento de los síntomas durante 10 días después de la primera prueba positiva y el 78,1 por ciento de positivos experimentó al menos un síntoma en esta vigilancia. De los que experimentaron síntomas, los síntomas más comunes fueron congestión nasal (73  por ciento), tos (60 por ciento), fatiga (59 por ciento) y dolor de garganta (53,1 por ciento). Los síntomas menos frecuentes fueron diarrea (12,5 por ciento), disnea (6,9 por ciento), problemas cutáneos (4,2 por ciento) y vómitos (2,1 por ciento).

Las personas asintomáticas el día del diagnóstico, pero que presentaron síntomas durante los siguientes 10 días, resultaron tener valores de CT más elevados. Ante estos resultados, los autores sostienen que este estudio apoya la hipótesis inicial, la de que la carga viral en las fosas nasales anteriores el día del diagnóstico es una medida de la intensidad de la enfermedad en ese momento.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.