Redacción Médica
20 de octubre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 19:55
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El calvario de un paciente de iDental: “Me usaron de conejillo de Indias”

El presidente de Adafi desvela su trágica historia con la clínica iDental

Grupo de afectados por iDental se manifiesta en Alicante.
El calvario de un paciente de iDental: “Me usaron de conejillo de Indias”
Borja Negrete
Domingo, 10 de junio de 2018, a las 13:00
Francisco Javier Camacho tiene 38 años, es responsable de marketing y comunicación y presidente de la Asociación de Afectados por iDental. Decidió ponerse al frente de la causa tras conocer que, como él, las intervenciones de la clínica habían provocado daños en decenas de personas a lo largo y ancho del país. 

La clínica iDental provocó a Camacho daños de tipo físico, pero también económico y psíquico. "En noviembre de 2015 acudo a la clínica iDental de Alicante ilusionado por las subvenciones sociales y grandes descuentos que anunciaban para sanearme la boca y tratarme una cierta movilidad que tenía en algunas piezas dentales", cuenta a Redacción Médica.

En el diagnóstico inicial se cometió la primera negligencia, aunque él lo desconocía: "Me recomendaron un tratamiento que consistía en extracciones, colocación de implantes dentales y elevaciones del seno maxilar. Según especialistas consultados posteriormente este diagnóstico es erróneo, ya que cuando llegas con principio de periodontitis está contraindicado cualquier tratamiento de implantología hasta no regenerar y sanear muy bien las zonas afectadas". 

La clínica le ofreció una subvención del 78 por ciento del tratamiento que debía aceptar en un plazo de 24 horas. El presidente de Adafi accedió y entonces comenzó su "calvario", como él mismo lo califica.

Perforación de la membrana nasal

"Fracasos de implantes, cancelaciones de citas reiteradas, infecciones, intervenciones mal practicadas, falta de higiene y esterilización de los materiales... En una intervención me perforaron la membrana nasal y aun así, continuaron con la misma introduciendo el injerto de biomaterial óseo. Esto me provocó una grave infección de la que tuve que ser atendido en urgencias acudiendo con la cara muy hinchada, dolores insufribles y expulsando el material óseo y sangre por la nariz y encía. El problema me ha derivado en una sinusitis crónica que me tengo que tratar actualmente con corticoides".

No solo eso, Camacho también asegura que de los nueve implantes que le realizaron, dos los perdió por la mala calidad de los materiales y el resto se lo tienen que extraer según un informe pericial por mala colocación. "El tratamientoha sido realizado por odontólogos sin experiencia, recién titulados en condición de prácticas muchos de ellos y sin supervisión alguna, sintiéndome un conejillo de indias", lamenta.

Coste monetario y psicológico

El coste de pasar por iDental no fue solo físico, también económico y psicológico, y quizá sea más doloroso lo segundo: "Todo esto ha afectado mucho a mi vida en todos los ámbitos, en lo personal, laboral y social. Perdí un trabajo, después de llevar casi dos años en paro, porque ni siquiera podía hablar con los clientes del estado en que me dejaron la boca tras la perforación de seno y las intervenciones que vinieron detrás. Mi autoestima empezó a desvanecerse y llegué al punto de que me daba vergüenza hasta que me viera mi pareja, no soportaba ni mirarme al espejo, no podía comer como una persona normal, ni comer con gente, ni mucho menos salir a comer fuera de casa. Me ha costado mucho empezar a recuperarme y aún estoy en ello, es difícil asumir todo lo que ha pasado, el sentirte estafado y engañado y saber que me esperan aún años de tratamientos para arreglar todo el perjuicio causado". 

Han pasado tres años desde que el presidente de Adafi se puso en manos de iDental. Ha pasado por 21 odontólogos diferentes dentro de la clínica y ha invertido 28.000 euros en otros especialistas para reparar los daños causados. Los especistas le han asegurado que le quedan por lo menos dos años más de tratamiento. "Mi caso está en manos de abogado desde hace tiempo, he denunciado a la clínica, al director médico y a los colegiados intervinientes... Adafi se ha convertido en mi segundo trabajo, me satisface saber que pongo mi granito de arena en este proyecto".