Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El Ámbito quiere convertir a los 170.000 eventuales en indefinidos no fijos

Los sindicatos instan a Sanidad revisar el Estatuto Marco e incluir una nueva categoría laboral para los sanitarios

Víctor Aznar (Satse), Francisco Miralles (CESM), Antonio Cabrera (CCOO), Gracia Álvarez (UGT) y Fernando Molina (CSI-F).
El Ámbito quiere convertir a los 170.000 eventuales en indefinidos no fijos
Redacción
Lunes, 03 de octubre de 2016, a las 17:30
Los cinco sindicatos que componen el Ámbito de Negociación (UGT, CCOO, CESM, Satse y CSI-F) reclaman convertir a los 170.000 profesionales eventuales que actualmente trabajan en la sanidad española en personal laboral indefinido no fijo.

Y así se lo han hecho a través de una carta al secretario general de Sanidad, Javier Castrodeza, a quien le instan a revisar el Estatuto Marco y corregir la “excesiva precariedad” del empleo público en el sector sanitario, a través de la creación de una “nueva situación administrativa”, similar a la existente en la relación laboral, “como es la de laboral indefinido no fijo”, para los funcionarios.

En su opinión, es fundamental revisar esta norma y cumplir las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre sucesivos contratos de duración determinada en el sector de la sanidad pública. De hecho, los sindicatos ya habían alertado “reiteradamente” de la situación actual de precariedad en el empleo sanitario público y el abuso que se estaba cometiendo en la concatenación de contratos en las distintas Administraciones Públicas.

Y es que, consideran que es “inadmisible” que se mantenga a cerca de 170.000 profesionales del sector sanitario en la precariedad y sea la Administración quien lo fomente. “Contenidos de estas sentencias son de aplicación en todos los sectores de empleo público y por tanto de aplicación en el SNS”, han recalcado.

Por ello, han exigido la modificación el Estatuto Marco para conseguir, además, establecer una indemnización en caso de cese y evitar así, la discriminación que se produce entre la contratación de empleo público y la que se produce en el sector privado.

Además, para poder cumplir con lo dictado en las sentencias, Función Pública tendrá que modificar leyes básicas que impiden por un lado, generar nuevas plazas vacantes, en las que se tendrían que convertir los actuales eventuales estructurales, que como su propio nombre indican, no cubren necesidades temporales o esporádicas sino que vienen a cubrir necesidades de plantilla. Y, por otro lado, eliminar las tasas de reposición y convocar ofertas públicas de empleo, en las distintas administraciones públicas y con ello dotar de estabilidad al conjunto del empleo público.