Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El 80% de directivos sanitarios ve "viable" la retribución por objetivos

El 50 por ciento de los mismos creen que acarrea mejores resultados para el paciente que los salarios por competencias

El estudio lo ha realizado la auditoria KPMG.
El 80% de directivos sanitarios ve "viable" la retribución por objetivos
I. P. Nova
Martes, 19 de junio de 2018, a las 16:40
El 80 por ciento de los gerentes sanitarios considera que una retribución por objetivos es posible en el actual sistema de salud. Así lo desgrana el último informe de la auditora KPMG sobre las perspectivas de España en la Sanidad, en el que un nutrido grupo de empresarios y directivos de compañías relacionadas con la salud han valorado cómo ven su empresa en el desarrollo del 2018 y las repercusiones que han tenido los años cerrados.

De los gestores encuestados por KPMG, la mitad de aquellos que ven la retribución por objetivos viable la consideran, además, una herramienta para mejorar la competencia y que aporta calidad al sistema. Por otro lado, un 21 por ciento de los encuestados valora que la retribución por objetivos mejoraría la sostenibilidad del sistema. De hecho, los gestores sanitarios que respondieron que la retribución por objetivos no sería buena para el sistema lo dijeron, en un cincuenta por ciento de los casos, porque consideran que la sociedad no está preparada para la complejidad del cambio.

Esta retribución por objetivos de la que hablan la encuesta está indirectamente relacionada con aquellas áreas en la que los gestores tienen previsto invertir. En su caso, las percepciones de 2018 respecto a 2017 son similares y se aprecian solo variables en lo relativo al I+D y la eficiencia energética que preocupa más este año venidero y, por consiguiente, se tiene previsto invertir en una mayor cuantía.

Menos crecimiento por fusión y más publicidad

Los gestores creen que la innovación va a influir en el rediseño de la caretera de servicios.

KPMG ha recogido que, de entre las prioridades estratégicas de los gestores sanitarios, las que más van a implementar en los próximos doce meses son el desarrollo de nuevos productos y la mejora de procesos. En la comparativa con 2017, es significativo la importancia que ha señalado en el sector la inversión en marketing y publicidad y cómo ha descendido la aspiración a un crecimiento inorgánico mediante fusiones y adquisiciones (que ha pasado de ser relevante en un 23 por ciento de los casos en 2017 a solo importar a un 6 por ciento en 2018).

En su encuesta, el 46 por ciento de los directivos de la salud considera que su empresa va a crecer hasta un 5 por ciento durante el 2018 y solo un 19 por ciento considera que lo harán por encima de esta cifra. La visión de los gestores muestra un pesimismo por parte de la industria puesto que este mismo documento en 2017 señalaba que veían grandes previsiones de crecimiento en más de un 33 por ciento de los casos. 

Un descenso de 4 puntos porcentuales que se reflejan en la perspectiva de la situación económica del país. Un 63 por ciento de los encuestados piensa que va a ir "regular" durante los próximos doce meses. En la pregunta concreta de cómo calificaría la situación del sector sanitario durante el próximo año, el 70 por ciento de los encuestados la ha considerado regular y casi un veinte por ciento "mala".

Una mala situación política que influye en la imagen del país

En el documento, los gestores también valoran el impacto negativo que ha tenido la situación política en el sector durante 2017. De hecho, el cincuenta por ciento de los encuestados considera que ha tenido unos efectos negativos, un resultado algo menor al contabilizado en 2016 que hablaba de un 60 por ciento de los gestores que había notado cambio a peor en su sector por culpa de la inestabilidad política.

La transformación digital, sobre todo, influye en su relación con los pacientes.



Respecto a esos impactos negativos, la mayoría de los gestores creen que ha influido en que ha creado incertidumbre y ha afectado en la imagen del país algo que, aunque en 2017 lo veían importante, va a ver aumentado su efecto durante el 2018. El único aspecto que, esperan, mejore durante este año es la contratación pública un efecto devenido, posiblemente, por la anunciada OPE nacional.

La transformación digital: influye en la relación con los clientes

En una era digital como la que se está viviendo, la transformación digital tiene una gran importancia en la sanidad. En este sentido, los gestores asegurando que en un 70 por ciento de los casos va a ser algo que va a influir en su relación con los clientes, siendo los procesos de producción y la reducción de costes las siguientes dos 'patas' más importantes en las que ha afectado la digitalización.

Por otro lado, la mayoría de las compañías esperan un crecimiento de la facturación en 2018, mientras que mantienen el impulso de la inversión y la creación de empleo, centrándose en la tecnología y recursos humanos. Nuevamente, la colaboración entre operadores, la innovación, la tecnología y la retribución por objetivos son consideradas como palancas  de transformación de la asistencia sanitaria y socio-sanitaria.

La situación política de 2017 ha tenido un impacto negativo para el 48 por ciento de los encuestados.

Por último, el 90 por ciento de los mismos consideran que la colaboración entre operadores sanitarios y socios sanitarios puede contribuir a la mejora de la sostenibilidad del sistema. Sobre todo estructurándolo de una forma más eficiente (opinión del 70 por ciento de los encuestados).

Continuando con la perspectiva de futuro en el aspecto tecnológico, los gestores consideran que la innovación diagnóstica va a tener un gran impacto en la actividad sanitaria, concretamente, el 61 por ciento de los mismos creen que rediseñará la cartera de servicios.