20 nov 2018 | Actualizado: 14:40

El 52% de los médicos españoles no apoya declarar conflictos de interés

Una encuesta evalúa el grado de conocimiento de los residentes y los estudiantes de Medicina ante estos casos

Ocho de cada 10 médicos no han sido formados para detectar conflictos de intereses en la consulta.
El 52% de los médicos españoles no apoya declarar conflictos de interés
sáb 14 octubre 2017. 13.00H
@CristinaAlcalaL
La mitad de los médicos en España (un 52 por ciento) no consideran necesario declarar los conflictos de intereses potenciales y para dos de cada tres (59 por ciento) no supone tampoco un conflicto simultanear la asistencia en el sector público y en el privado.

Estas son las principales conclusiones que se desprenden del estudio ‘¿Cómo ven los residentes y los estudiantes de Medicina los conflictos de intereses en la asistencia clínica?’ publicados por Gaceta Sanitaria, tras entrevistar a 40 alumnos de 4º curso en prácticas hospitalarias y a 32 residentes de primer año de diversas especialidades.

El objetivo de este documento es explorar la percepción que tienen sobre los conflictos de intereses los estudiantes de Medicina y los residentes, mediante una encuesta voluntaria y anónima con 13 afirmaciones con las que debían mostrar su grado de acuerdo, en una escala de 1 (nada) a 5 (totalmente). En ella, el 83 por ciento de los consultados totales alegaron no haber recibido nunca información sobre este tema.

Sin embargo, los residentes parecen ser más conscientes que los aún estudiantes de Medicina de los conflictos de intereses que, por lo general, se dan en la práctica clínica (un 69 por ciento frente a un 34 por ciento). También reconocen mejor los conflictos de intereses económicos, como el trabajo simultáneo en sanidad pública y privada (53 por ciento frente a un 28 por ciento), y la remuneración por paciente en ensayos clínicos (84 por ciento de los residentes frente a un 75 por ciento de los estudiantes).

Por otro lado, el estudio también se percata de que los alumnos de Medicina son más proclives a declarar los conflictos de intereses reales y potenciales, y también parecen detectar mejor que los residentes este problema durante la ‘peonada’ o en el adelanto de una cita a un familiar.

“Nuestra encuesta, aunque ofrece una visión limitada de la situación, sugiere que la información que han recibido los estudiantes y residentes sobre los conflictos de intereses es insuficiente, lo que contribuye a que no los tengan en cuenta y sean vulnerables a las influencias externas que pudieran dar lugar a presentarlos”, explica el autor de este estudio Antonio Rodríguez Núñez. Por ello, considera que “deberían ponerse en marcha iniciativas formativas y de control interno/externo para atenuar la repercusión de los conflictos de intereses de los profesionales sobre los cuidados recibidos por sus pacientes”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.