18 dic 2018 | Actualizado: 16:20
vie 16 diciembre 2016. 11.20H
Redacción
La Guardia Civil está investigando a cinco personas por un presunto delito contra la salud pública que consistía en la intermediación, suministro, depósito y venta de productos químicos, sanitarios y de cosmética caducados. Los investigados son cuatro hombres y una mujer que operaban entre La Rioja y Cataluña.
 
La denominada "Operación Empicol", ha permitido inmovilizar más de 32 toneladas de productos sanitarios caducados y malas condiciones higiénicas que se hallaban en una nave de Calahorra (La Rioja). De haberse comercializado estos productos hubieran supuesto un riesgo grave para la salud pública, ya que además de estar caducados se almacenaban junto a diferentes productos químicos.
 
Los investigadores de la Guardia Civil han comprobado que el origen de los productos intervenidos es una nave industrial ubicada en la localidad de Vilamalla (Gerona) que fueron trasladados hasta el almacén de Calahorra por una empresa de residuos tóxicos de Barcelona.
 
Los artículos intervenidos, entre los que hay vendas, tiritas, botiquines, mascarillas quirúrgicas, pintalabios, cremas de cara, contorno de ojos, productos de limpieza del hogar, tintes para ropa, quitamanchas, ambientadores y pegamentos, iban a ser distribuidos en Rumanía y Mauritania, además de diferentes mercadillos y bazares de España. De hecho, en un bazar de Bilbao se ha inmovilizado material de cosmética caducados vendidos por la mujer investigada. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.