Un estudio ha analizado su permanencia en varios fluidos humanos según distintas condiciones ambientales

El verano acorta en dos días la presencia de Covid en saliva y mucosas


09 abr 2021. 11.30H
SE LEE EN 2 minutos
POR MARCOS DOMINGUEZ
El debate sobre la estacionalidad del Covid-19 surgió desde el primer momento de la pandemia. Vistos los datos de contagios en España, parece que el invierno es, como con la gripe, la estación donde el virus se muestra más activo. Ahora, un nuevo experimento ha confirmado, a falta de ser revisado por expertos independientes, que el SARS-CoV-2 permanece más tiempo en los fluidos de las personas en épocas frías que en cálidas.

Investigadores de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad del Estado de Kansas han medido la vida del coronavirus en distintos fluidos (mucosa nasal, esputo, saliva, lágrima, orina, sangre y semen), en líquido o sobre una superficie no porosa. Y además, lo han hecho en cuatro condiciones ambientales distintas: interior (21 grados y 60 por ciento de humedad), verano (25 grados y 70 por ciento de humedad), primavera/otoño (13 grados y 66 por ciento de humedad) e invierno (5 grados y 75 por ciento de humedad).

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Hay una relación directa entre la temperatura y la vida del virus: cuanto más calor hace, su duración es menor. Así, en las condiciones veraniegas, el SARS-CoV-2 permaneció entre 2,3 horas (semen) y 12,57 horas (sangre) en líquido, y entre 2,58 (mucosa) y 10,75 horas (sangre) en superficies.


Vida del coronavirus en condiciones de interior, primavera e invierno


En condiciones de interior, la duración del virus se estimó entre las 5 y las 16 horas, aproximadamente. Las condiciones primaverales/otoñales permitieron al coronavirus permanecer activo entre 15 y 54 horas; y las invernales, entre 33 y 235 horas. Esta última duración se corresponde a la presencia del virus en sangre sobre una superficie no porosa.

En dos de los fluidos más comunes para el contagio, saliva y mucosa, la diferencia entre la duración del virus (en líquido) en verano y en invierno alcanza aproximadamente los dos días. Así, la mucosa permanece 4,59 horas en condiciones veraniegas, por 53,94 en invernales. En el caso de la saliva, su duración pasa de 6,98 horas a 55,16.

Los hallazgos de este estudio sobre la permanencia del Covid-19 en distintos fluidos humanos según la época del año, han sido publicados en la plataforma de pre-prints bioRxiv.org. Los autores, liderados por Juergen A. Richt, del Departamento de Medicina Diagnóstica y Patobiología de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad del Estado de Kansas, “demuestran el riesgo potencial de transmisión en fluidos biológicos infecciosos y tiene implicaciones para la estacionalidad”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.