Un estudio descubre que la respuesta inmune de los anticuerpos de esta zona se activa mucho antes contra el virus

Covid: la inmunidad humoral domina la respuesta temprana de anticuerpos
Análisis de citometría de flujo representativo de subpoblaciones de células B en la sangre de pacientes infectados con SARS-CoV-2.


22 ene 2021. 09.20H
SE LEE EN 2 minutos
Los científicos han evaluado la respuesta inmune contra el nuevo coronavirus en más de 150 pacientes con Covid-19 y han descubierto que los anticuerpos que se encuentran en la membrana de la mucosa se activan mucho antes que la de otros tipos. Un hallazgo que puede conducir al desarrollo de nuevas vacunas contra la enfermedad.

DIRECTO | Siga aquí toda la evolución del coronavirus Covid-19

Según estos científicos, muchos de ellos de la Universidad de la Sorbona de París, los anticuerpos IgA que se encuentran en la mucosa dominan mucho mejor la respuesta temprana al virus SARS-CoV-2 en comparación con otros anticuerpos como IgM e IgG.

Según sus hallazgos, publicados en la revista Science Translational Medicine, estos son "inesperados", ya que los anticuerpos IgM suelen ser los primeros en responder del sistema inmunológico.

En el estudio, los investigadores midieron las respuestas de anticuerpos en la sangre, la saliva y el líquido del lavado pulmonar bronco-alveolar en 159 pacientes con Covid-19, cuyos síntomas de la enfermedad variaron en gravedad.


Los investigadores midieron las respuestas de anticuerpos en la sangre, la saliva y el líquido del lavado pulmonar bronco-alveolar en 159 pacientes con Covid-19


"Las primeras respuestas humorales específicas del SARS-CoV-2 estuvieron dominadas por anticuerpos IgA", afirma el estudio, donde señalan que además encontraron que las concentraciones de anticuerpos IgA eran más altas que las de IgG e IgM en estos fluidos durante las primeras tres o cuatro semanas después de la primera aparición de los síntomas. Tras ese periodo disminuyeron.

Desarrollo de nuevas vacunas


Sin embargo, los científicos dijeron que la IgA persistió en la saliva durante varias semanas más.Creen que los resultados pueden ayudar al desarrollo de vacunas que fomenten la respuesta de IgA, así como pruebas basadas en IgA para detectar la infección en las primeras etapas.

Según los investigadores, el aumento de IgA se asocia con un aumento de las células secretoras de IgA llamadas plasmablastos, que pueden dirigirse preferentemente a las superficies mucosas del tracto respiratorio a las que ataca el virus. También descubrieron que la IgA era más potente que la IgG para neutralizar el SARS-CoV-2.

Si estas conclusiones se llevan a la práctica, concluye el estudio, la potencia de los anticuerpos IgA diméricos permitiría dar lugar a una vacuna diseñada que se podría suministrar por vía oral o nasal, teniendo como diana los tejidos de la mucosa, ofreciendo así protección contra el virus.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.