Covid: inmunidad adaptativa durante 8 meses y "probablemente mucho más"

Sugieren que casi todos los supervivientes tienen las células inmunes necesarias para combatir la reinfección

Covid: inmunidad adaptativa durante 8 meses y "probablemente mucho más"
mié 10 febrero 2021. 16.40H
La memoria inmunológica es la base de una inmunidad protectora duradera después de pasar una infecció o ponerse una determinada vacuna. Por el momento, no se sabe exactamente cuánto dura esta memoria en caso de infección por SARS-CoV-2. Ahora, nuevos datos sugieren que casi todos los supervivientes de Covid-19 tienen las células inmunes necesarias para combatir la reinfección.

Los hallazgos de una investigación llevada a cabo por expertos de las facultades de Medicina de La Jolla y Mount Sinai (Estados Unidos) sugieren que las respuestas al nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, de todos los actores principales del sistema inmunológico "adaptativo" pueden durar al menos ocho meses después de la aparición de los síntomas de la infección inicial. 

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Esta conclusión se basa en el análisis de muestras de sangre de 188 pacientes con Covid-19 de distinta gravedad. En total contaron 254 muestras, incluidas 43 de seis a ocho meses después de la infección. 

Para el estudio, publicado en la revista Science, los investigadores analizaron datos transversales que describen la dinámica de las células B de memoria del SARS-CoV-2, las células T CD8+ y las células CD4+ durante más de 6 meses después de la infección.


Heterogeneidad entre las respuestas inmunitarias


Los autores encontraron un alto grado de heterogeneidad en la magnitud de las respuestas inmunitarias adaptativas que persistieron en la fase de memoria inmunitaria del virus. Sin embargo, la memoria inmune en tres compartimentos inmunológicos se mantuvo medible en más del 90 por ciento de los sujetos durante más de cinco meses después de la infección.


"Las pruebas serológicas simples para los anticuerpos no reflejan la durabilidad de la memoria inmunológica al SARS-CoV-2"


Por ejemplo, las células B de memoria contra el pico de SARS-CoV-2 en realidad aumentaron entre 1 y 8 meses después de la infección. Las células T CD8 + de memoria y las células T CD4 + de memoria disminuyeron con una vida media inicial de 3 a 5 meses. Este es el estudio específico de antígeno más grande hasta la fecha de los cuatro tipos principales de memoria inmunológica para cualquier infección viral.

Entre las respuestas de anticuerpos, los títulos de inmunoglobulina G (IgG) de pico y anticuerpos neutralizantes exhibieron una cinética similar. El pico de IgA todavía estaba presente en la gran mayoría de los sujetos de seis a ocho meses después de la infección. Entre las respuestas de las células B de memoria, la IgG fue el isotipo dominante, con una población menor de células B de memoria IgA.

Por otra parte, las células B de memoria IgM parecían tener una vida corta. Y aunque alrededor del 70 por ciento de los individuos poseían memoria de linfocitos T CD8 + detectable un mes después de la infección, esa proporción disminuyó al 50 por ciento entre seis y ocho meses después. Midiendo el CD4+ vieron que el 93 por ciento de los sujetos tenían memoria detectable del SARS-CoV-2 un mes después de la infección, y la proporción de sujetos positivos para estas células T (92 por ciento) permaneció alta entre los seis y ocho meses después de la infección. También se mantuvieron las células T CD4 + de memoria específica de picos del SARS-CoV-2 con la capacidad especializada para ayudar a las células B

Conclusiones


Pero a pesar de la heterogeneidad de las respuestas inmunitarias, "estos resultados muestran que la inmunidad duradera contra la enfermedad secundaria Covid-19 es una posibilidad para la mayoría de las personas", destacan en el estudio.

Según declaraciones del coautor, el profesor Shane Crotty, recogidas un comunicado de La Jolla, "hay una buena probabilidad de que las personas tengan inmunidad protectora, al menos contra enfermedades graves, durante ese período de tiempo, y probablemente mucho más allá".

Como conclusión, indican que con el Covid-19 "se genera una memoria inmune sustancial, que involucra los cuatro tipos principales de memoria inmune. Aproximadamente el 95 por ciento de los sujetos retuvieron la memoria inmunitaria unos 6 meses después de la infección". 

Además, recuerdan que como los títulos de anticuerpos circulantes no fueron predictivos de la memoria de las células T, "las pruebas serológicas simples para los anticuerpos no reflejan la riqueza y durabilidad de la memoria inmunológica al SARS-CoV-2". 

"Esto implica que hay una buena probabilidad de que las personas tengan inmunidad protectora, al menos contra enfermedades graves, durante ese período de tiempo, y probablemente mucho más allá", dice Crotty.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.