Un estudio multicéntrico internacional da las claves de unos eventos que son relativamente comunes

Efectos adversos a los que se enfrentan los pacientes intubados por Covid


25 mar 2021. 19.20H
SE LEE EN 1 minuto
La intubación es un procedimiento habitual en las unidades de cuidados intensivos que alcanzó cierta ‘fama’ durante la primera ola de la pandemia de coronavirus, pues se le practicaba a muchos pacientes –generalmente mayores– que experimentaban un rápido deterioro.

Sin embargo, esa técnica no es ni mucho menos inocua. Un estudio multicéntrico internacional liderado por Vincenzo Russotto, de la Escuela de Medicina y Cirugía de la Universidad de Milano-Bicocca (Italia), revela que el 45,2 por ciento de los pacientes sometidos a este procedimiento experimentaron al menos un evento clínico mayor, y uno de cada tres (32,8 por ciento) murió en la UCI.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

De entre los eventos clínicos, el principal fue la inestabilidad cardiovascular, presente en el 42,6 por ciento de los pacientes. El siguiente más común fue la hipoxemia severa (9,3 por ciento) y, después, el paro cardiaco (3,1 por ciento).


Los eventos cardiopulmonares ocurren con cierta frecuencia tras la intubación


El estudio sobre los eventos adversos tras la intubación traqueal ha sido publicado en JAMA y concluye que “los eventos cardiopulmonares ocurrieron con frecuencia”.

El ensayo ‘International Study to Understand the Impact and Best Practices of Airway Management in Critically Ill Patients’ (‘Intube’) fue realizado antes de la pandemia (entre octubre de 2018 y julio de 2019), pero sus conclusiones pueden aplicarse a los pacientes intubados por Covid.

Además, contó con la participación de 2.964 pacientes de 29 países, lo que da muestra de su fortaleza estadística.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.