Descenso notable en los mayores de 65, con casi 90.600 fallecidos menos

La cuarta ola redujo el exceso de mortalidad un 60% respecto a la primera
Los datos de esta cuarta dejan una diferencia a la baja de 55.265 respecto a la tercera.


22 abr 2021. 10.50H
SE LEE EN 2 minutos
La cuarta ola de Covid-19 continúa dejando cifras preocupantes en cuanto a incidencia acumulada, si bien en términos de mortalidad la situación ha mejorado respecto al inicio de la pandemia. Entre el 12 y el 20 de abril, España registró 10.300 muertes, 576 más de las esperadas, lo que supone un descenso notable con respecto al inicio de la crisis, según los datos facilitados por el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo). En concreto, el exceso de mortalidad registrado en la primera ola fue del 65,2%, mientras que en esta cuarta ola es del 5,9%; es decir, un 60% menos.

En concreto, entre el 10 de abril y el 5 de mayo, coindiciendo con la primera oleada de contagios, se notificaron 111.260 fallecidos. Meses después, en la cuarta ola, la mortalidad se ha conseguido reducir en 100.921 víctimas, hasta las 10.339. 

El transcurso de la pandemia, unido a las restricciones y el inicio de la vacunación, ha hecho que el exceso de mortalidad haya caído del 65 por ciento - alcanzado en la primera fase- al 6 por ciento, a mediados de abril. Esto significa que un 6 por ciento más de personas han fallecido con respecto a la misma semana analizada en años anteriores. 

Mortalidad once veces menor en mayores de 65 años


El descenso de la mortalidad ha sido especialmente notable en los mayores de 65 años, con una cifra once veces menor. De las 99.486 víctimas registradas en la primera ola se ha pasado a 8.887 en la cuarta, es decir, 90.599 muertes menos. En el resto de grupos de edades, el exceso de muertes también ha decrecido, con 10.315 decesos menos. 

Respecto al resto de olas, los datos de esta cuarta dejan una diferencia a la baja de 55.265 respecto a la tercera y de 132.700 en comparación con la segunda. 

En total, el virus ha provocado en España un exceso de mortalidad de 375.446 muertes. Datos que no concuerdan con los ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, ya que, a fecha de 20 de abril, eran 77.216 los decesos notificados por el organismo. Casi los mismos que reflejaba el MoMo en el cómputo de la segunda oleada, si bien, durante la primera oleada, el exceso de mortalidad alcanzó un 65 por ciento con respecto a los años previos. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.