Covid | ¿Es seguro quitarse la mascarilla en un restaurante cerrado?

Sespas recomienda hacerlo exclusivamente a la hora de consumir cuando sea un espacio interior y haya contactos cercanos

Covid | ¿Es seguro quitarse la mascarilla en un restaurante cerrado?
sáb 26 septiembre 2020. 10.00H
Llevar mascarilla es, desde hace tiempo, un acto obligatorio en espacios públicos, aunque sea posible respetar la distancia de seguridad. Terrazas, restaurantes y bares se han convertido, por tanto, en los únicos lugares donde está permitido quitársela para comer y beber. Sin embargo, ¿hasta qué punto es seguro?  

Permanecer sin mascarilla durante un tiempo prolongado en espacios cerrados como bares y restaurantes puede tener sus riesgos, especialmente cuando la ventilación no es la adecuada, tal y como señalan los expertos internacionales Eric Feigl-Ding y Muge Cevik y constata Joan Ramón Villalbí, como presidente de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), en declaraciones a Redacción Médica.  

"Estamos seguros de que el virus se transporta por aerosoles en el aire", argumentaba el epidemiólogo Feigl-Ding, haciendo referencia al estudio sobre los riesgos de transmisión del Covid-19 por aerosoles. 

Según el experto, existe riesgo de transmisión entre los comensales que se encuentran comiendo o bebiendo sin mascarilla, aunque se respete la distancia de seguridad.  De hecho, el espacio recomendado hasta hora de entre 1 y 2 metros resulta "insuficiente", según el experto, cuando se trata de espacios cerrados y habitaciones mal ventiladas. Más aún, cuando no hay un material de protección como la mascarilla que impida la expansión de gotículas. 



El riesgo de propagación puede ser hasta 20 veces mayor en espacios cerrados, tal y como señala Muge Cevik, médica y experta en virología. Su afirmación se basa en un reciente estudio realizado en Japón, que analiza el rastreo de contactos de 110 personas infectadas. El 75 por ciento de los pacientes que mantuvieron exclusivamente encuentros en interior acabaron contagiando el virus. En el caso de aquellos que solo tuvieron encuentros al aire libre, este porcentaje se redujo al 12,5 por ciento. Esto, según la experta, pone de manifiesto la importancia del entorno y el escenario en el patrón de contagios. 




Limitación de aforo por el Covid-19 


En España, este tipo de situaciones se han visto, no obstante, delimitadas debido a las restricciones de aforo y servicio en barra, tal y como especifica Joan Ramón Villalbí, presidente de Sespas. "Ahora es más difícil ver locales mal ventilados y llenos", explica el experto, si bien reconoce el mayor riesgo que albergan los espacios cerrados y los contactos cercanos - alrededor de un metro- en la proyección del virus. 

Cuando el encuentro se produce con personas conocidas, "tendemos a ser menos prudentes y quitarnos la mascarilla, a pesar de que los datos sugieren que una gran parte de contagios proviene de contactos cercanos". De hecho, gran parte de los comensales no se la vuelve a poner hasta que abandona la mesa. 

La relajación es aún mayor en espacios abiertos como las terrazas. Solo el 2% de los ciudadanos lleva mascarilla en estos lugares cuando se encuentra con familiares y amigos, según demuestra un reciente estudio elaborado por el Departamento de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la Universidad Politécnica de Cataluña (BIOCOMSC). Desde Sespas recomiendan quitársela exclusivamente para consumir, especialmente en lugares cerrados y con mayor riesgo de infección. 

¿Cuánto tarda en ventilarse una habitación? 


Puesto que el virus puede permanecer en el aire, es necesario averiguar cómo dispersar los aerosoles con la suficiente rapidez para evitar el contagio de coronavirus. El experto recurre para ello a un reciente experimento que demuestra cómo a medida que aumenta el flujo de aire, dismimuye el riesgo de infección

Según esta simulación, una habitación con dos puertas situadas en diagonal tardaría en ventilarse por completo 7 minutos. El tiempo aumenta hasta los 45 minutos si el espacio cuenta con una única puerta como punto de salida. Los investigadores recomiendan en estos casos el uso de un ventilador que multiplique la circulación del aire. 

El estudio más reciente sobre transmisión por aerosoles, publicado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) indica que el coronavirus puede permanecer en el aire hasta 16 horas si no existe ninguna corriente que le haga circular. Un tiempo muy superior al intercambio de aire habitual, el cual, dependiendo de la ventilación, puede variar entre los 20 minutos y las 4 horas

Más de 200 científicos han señalado evidencias que demostrarían que el coronavirus puede transmitirse por vía aérea a través de pequeñas partículas. Entre ellos se encuentra el español Jordi Sunyer, jefe del programa de Salud Infantil de Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Pompeu Fabra, quien ya advirtió sobre el riesgo de contagio en espacios cerrados y poco ventilados por aerosoles transmitidos por el aire. Esto demostraría que la distancia establecida en "espacios interiores no es sufciente". 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.