"Echamos en falta la negociación sindical en sanidad durante el Covid-19"

Antonio Cabrera, secretario general de la FSS-CCOO, analiza los aciertos y errores cometidos durante la crisis sanitaria

Antonio Cabrera.
"Echamos en falta la negociación sindical en sanidad durante el Covid-19"
jue 09 julio 2020. 11.00H
Con la colaboración de
La falta de Equipos de Protección Individual (EPI) ha provocado que España cuente con más de 55.000 profesionales sanitarios contagiados de Covid-19, tal y como reseña Antonio Cabrera, secretario general de la FSS-CCOO; que advierte que el colectivo ha podido tener un papel importante en la cadena de contagio.

Cabrera, que ha echado en falta más diálogo de las Administraciones con CCOO, propone aumentar las plazas en un 10 por ciento en el ámbito hospitalario, y un 20 por ciento en la Atención Primaria, "porque deberá ser la AP quién gestione los centros residenciales de mayores para evitar que se vuelvan a cometer los mismos errores". Su valoración sobre los aciertos y errores cometidos durante la crisis del coronavirus se incluyen en el documento documento 'Lecciones del Covid-19 (qué ha aprendido el sector sanitario español ante la pandemia)', impulsado por Redacción Médica.

¿Qué aciertos y errores se han cometido durante esta crisis?

La situación de partida no era la mejor, el primer Gobierno de coalición en España en este período democrático, un Gobierno con dos meses en Moncloa, una situación muy delicada tanto en el sector sanitario como en el sociosanitario por los recortes impuestos en la crisis, con escasez de profesionales, con un menor número de camas públicas, una inversión prácticamente inexistente en tecnología.


"En muchos casos hemos podido ser cadena de contagio"


Además, de depender exclusivamente del mercado exterior, como consecuencia de la globalización sin límite en productos de primera necesidad como son los equipos de protección, medicamentos, etc…

Toda esta situación, además de una falta de previsión y algunas medidas que se pudieron tomar tarde, ha ocasionado una situación de extrema gravedad, donde el dato más relevante en negativo ha sido el excesivo contagio entre profesionales (más de 55.000), tanto sanitarios como en el sector de residencias de mayores, por la falta de medios de protección (EPIs), no sólo por el impacto en la escasez de profesionales, y el enorme desgaste de los y las profesionales, sino porque en muchos casos hemos podido ser cadena de contagio.

La Administración tardó en tomar las riendas de los centros residenciales de mayores, algo que CCOO alertó por escrito al Ministro de Sanidad, porque podía ser, como así fue, centros de altos contagios y con una alta tasa de mortalidad.

Como aciertos, se tomaron medidas que evitaron que la crisis sanitaria, se convirtiera en una crisis social, se arbitraron medidas de ayuda, con los ERTES, el salario mínimo vital, que aunque en algunos casos, llegaron con retraso, por la falta de personal en el SEPE, sí paliaron efectos que pudieron  ser más negativos, y convertir la crisis sanitaria en una crisis social de incalculable alcance.

Ante una crisis similar futura, ¿qué medidas deberían adoptarse en cuanto a recursos humanos, recursos materiales y de gestión/organización?


"Hay que garantizar un stock de EPIS suficiente para evitar otra situación como la vivida"


En primer lugar, hay que garantizar un stock de EPIS suficiente para evitar otra situación como la vivida en la anterior crisis, realizar pruebas PCRs al conjunto de los profesionales que trabajan en el sector sanitario y sociosanitario para evitar cadenas de contagios.

En cuanto, a recursos humanos, desde CCOO hemos propuesto que se amplíen las plazas en un 10 por ciento en el ámbito hospitalario, y un 20 por ciento en la Atención Primaria, porque deberá ser la AP quién gestione los centros residenciales de mayores para evitar que se vuelvan a cometer los mismos errores, es primordial una coordinación entre el ámbito sanitario y sociosanitario.

En cuanto a más recursos, es innegable, aumentar el número de camas hospitalarias públicas, incluyendo un mayor número de camas de UCIs, invertir en alta tecnología, más respiradores, etc…

Hay que hacer una apuesta clara por la Salud Pública, que igualmente ha estado muy mermada en recursos y no se ha podido dar una mejor respuesta, con los recursos disponibles, igualmente hay que hacer una apuesta clara por la investigación.

¿Qué podría aportar CCOO que no haya podido aportar en la crisis actual?

En primer lugar, habría que incrementar de forma notable la financiación finalista en Sanidad Pública y en el sector de la dependencia, para equilibrarlos con los países de nuestro entorno. Esa financiación debe garantizar un incremento de los recursos humanos y materiales, disponer de equipos de protección ante un posible rebrote y pruebas PCRs.


"Deberá ser la Atención Primaria quién gestione los centros residenciales de mayores para evitar que se vuelvan a cometer los mismos errores"


Hay que incrementar la financiación en Atención Primaria hasta llegar al 25 por ciento del gasto total sanitario, para acercar los recursos sanitarios a la población. Tenemos que hacer una apuesta clara por evitar la excesiva temporalidad en las Administraciones Sanitarias que rozan el 30 por ciento de precariedad en el empleo, hay que dotar de estabilidad a las plantillas, e incrementar los salarios para hacer atractivo el trabajo sanitario para nuestros y nuestras profesionales, que permitan el retorno de profesionales que están trabajando fuera de
nuestras fronteras, con la falta de determinados profesionales en estos momentos.  Para cubrir necesidades en lo inmediato, es imprescindible aumentar a 10.000 plazas de residentes en los próximos cuatro años.

Y algo que hemos echado en falta en toda esta crisis, es recuperar la negociación en el sector sanitario, que no ha existido en este proceso, y entendemos que una vía necesaria para resolver los problemas y conseguir amplios consensos es contar con las organizaciones sindicales más representativas, es darle el papel que le corresponde al Ámbito de Negociación del SNS, algo que se ha obviado en este período.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.