"La tecnología sanitaria es estratégica para no depender de otros países"

David Asín, director de Homecare España de Linde Healthcare, participa en el documento 'Lecciones del Covid-19'

David Asín, director de Homecare España de Linde Healthcare.
"La tecnología sanitaria es estratégica para no depender de otros países"
sáb 23 mayo 2020. 12.00H
Con la colaboración de
La crisis del coronavirus en España ha provocado que empresas como Linde Healthcare hayan tenido que redoblar sus esfuerzos para proveer de gases medicinales a miles de nuevos pacientes, y al tiempo seguir atendiendo con los máximos estándares de calidad a aquellos que ya recibían tratamiento de oxigenoterapia.

Davíd Asín, director de Homecare España de Linde Healthcare, ofrece su perspectiva de esta situación excepcional y suma sus propuestas de futuro a 'Lecciones del Covid-19', el documento impulsado por Redacción Médica para colaborar en la reformulación del Sistema Nacional de Salud y evitar así posibles situaciones similares futuras.


¿Cuáles son los aciertos y errores que considera que se han cometido durante esta crisis?

Uno de los grandes aciertos afrontado en la crisis ha sido la rápida y eficiente respuesta que Linde, como empresa fabricante de gases medicinales y proveedor de terapias respiratorias a domicilio, gracias a su fuerte implantación a nivel nacional, ha llevado a cabo en tiempo récord y con gran efectividad.  Linde Healthcare ha participado en ampliaciones de hospitales, en hospitales de campaña, en hoteles medicalizados, atendiendo fuertes demandas, que en algunas zonas se han quintuplicado.

Todo ello ha sido posible gracias a la experiencia y la profesionalidad de un equipo que ha trabajado sin descanso para llevar oxígeno a todos los enfermos de COVID-19. Un equipo de profesionales que ha estado en primera línea para seguir cuidando a los pacientes allí donde fuera necesario, por ejemplo, nuestro equipo asistencial ha atendido a más de 4.000 pacientes infectados de COVID-19. Los empleados de Linde Healthcare han demostrado gran compromiso y dedicación para elaborar y llevar a cabo planes de contingencia y protocolos siguiendo las recomendaciones, en todo momento, de los profesionales y autoridades sanitarias.

Esta pandemia también ha puesto de manifiesto la gran efectividad de la atención a distancia de pacientes, donde Linde ha potenciado sus herramientas telemáticas para seguir al lado de los pacientes que no precisaban una atención crítica y que no podían asistir a nuestros centros CAIDER de atención por requerimientos del estado de alarma.

También me gustaría destacar el liderazgo de instituciones como FENIN que han ejercido una coordinación muy eficaz entre las empresas de tecnología sanitaria y las administraciones sanitarias, facilitando los requerimientos que han sido necesarios durante la crisis.

Subrayar, además, el papel protagonista y fundamental de sociedades científicas como SEPAR que han adaptado rápidamente los procedimientos de manera ágil y rápida para afrontar este reto de salud pública aportando recomendaciones de consenso, tanto para la prevención del contagio por coronavirus como para el manejo de los pacientes con sospecha o infección confirmada con COVID-19.

Pero no podría terminar este apartado sin una mención especial a los profesionales sanitarios, en especial al colectivo de la Neumología, pilar fundamental durante esta crisis, representando un orgullo para Linde en su modesto papel dentro del mundo de las terapias respiratorias poder trabajar al lado de este excelente grupo de profesionales.

Como área de mejora remarcaría la necesidad de impulsar la medicalización de la atención geriátrica, mejorando el acceso y la disponibilidad de los gases medicinales a este sector tan vulnerable.


Ante una crisis similar futura, ¿qué medidas deberían adoptarse ya de forma preventiva en cuanto a recursos humanos, recursos materiales, y gestión / organización?

La crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la relevancia del sector de la tecnología sanitaria y su papel estratégico en el futuro como impulsor del abastecimiento local para evitar la dependencia de otros países que hemos sufrido durante la pandemia. Las autoridades sanitarias, pensando en crisis venideras, deben colaborar muy estrechamente con este sector e impulsar medidas que favorezcan la fabricación nacional de equipos de ventilación, concentradores de oxígeno y material de protección individual.

Además, los protocolos, tanto los referidos a medidas de seguridad preventivas, como los de atención a pacientes en casos de emergencia y de suministro de gases medicinales, deben ser inherentes a la gestión de nuestros negocios. A la vez, debemos impulsar herramientas para la gestión a distancia del paciente crónico como una alternativa a la atención presencial domiciliaria, evitando así posibles contagios entre profesionales y pacientes.
Finalmente, hay que gestionar la medicalización de los centros geriátricos para proteger a nuestros mayores y garantizar la buena gestión de recursos en futuras crisis.


¿Qué podrían haber aportado las empresas de gases medicinales en general, y Linde Healhhcare en particular, que no haya podido hacer por la premura en el estallido de la crisis actual?

El rol de Linde Healthcare en la crisis ha sido clave, tanto en el suministro de oxígeno medicinal a hospitales y nuevas zonas medicalizas, como en la continuidad asistencial de los pacientes de terapias respiratorias, y también en la atención a las necesidades de los centros de personas mayores. Por las exigencias urgentes, la rapidez del avance del virus y la poca experiencia en nuestro país en pandemias de este tipo, creo que el trabajo conjunto con las autoridades se hace indispensable para aunar esfuerzos y racionalizar los recursos.

Hemos sabido responder, con gran esfuerzo, ante una crisis que nadie podía imaginar, aunque la simultaneidad de las necesidades en poco espacio de tiempo hace necesario una mayor previsión y planificación para el futuro y poder actuar con más rapidez, cosa que no será posible sin trabajar “mano a mano” con la Administración, pudiendo aportar nuestra experiencia y gestionar un abordaje conjunto.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.