Vacunología sugiere que se mantenga la ficha técnica de inoculación ya que las vacunas no son intercambiables

"La única estrategia con evidencia es la segunda dosis de Astrazeneca"
Fernando Moraga-Llop y José María Bayas.


18 may 2021. 17.30H
SE LEE EN 4 minutos
Los resultados preliminares del ensayo clínico 'CombiVacs', que ha puesto en marcha por el Instituto de Salud Carlos III, evidencia que una dosis de la vacuna contrael covid-19 de Pfizer produce respuesta inmune fuerte y efectos secundarios de leves a moderados en personas menores de 60 años que recibieron una sola dosis de Astrazeneca. Pero los resultados de este ensayo clínico en fase 2, comparativo, randomizado y adaptativo en que han participado 676 pacientes de diferentes grupos de edad y regiones de España, no convence a mucho vacunólogos.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19 

"Mi opinión personal y la de muchos vacunólogos es que a día de hoy, con los datos que tenemos, la única estrategia que tiene evidencia científica es la de poner una segunda dosis de Astrazeneca a los que recibieron la primera y en un intervalo de 12 semanas. Es lo que ha demostrado que tiene más efectividad", asegura Fernando Moraga-Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV).

El vacunólogo señala que las alternativas son no poner ninguna dosis, algo que, según explica, ni tiene evidencia ni debe hacerse, o utilizar estrategias mixtas o combinadas. "Esa idea no es de ahora por los trombos ni por segunda dosis, viene desde diciembre de 2020, cuando empezaron a autorizarse las vacunas. La prueba es que Astrazeneca puso en marcha en enero un ensayo clínico que tiene ocho brazos: una rama que reciben Astrazeneca primero y después Pfizer, otra que es lo contrario, y otras dos que inoculan dos de Astrazeneca y dos de Pfizer. Y, a su vez, en cada rama hay un intervalo de cuatro semanas y otro de 12", explica . 

Ese estudio, asegura, "nos va a dar mucha más inofrmación que la que han anunciado [desde el Isciii] esta mañana. Hay que tenerlo en cuenta, pero no sirve para tomar decisiones precipitadas en base a número reducido de personas, sobre todo cuando hay millones de personas que han recibido la segunda dosis de Astrazeneca", asegura.


Efectos secundarios tras la combinación de vacunas 


Ya se ha publicado en The Lancet algunos datos sobre la reactogenicidad de combinar vacunas, que muestran más efectos secundarios, pero el resultado inmunológico primario se prevé que esté disponible en junio. "Entra dentro de lo lógico que no tenga que suceder nada importante, pero todo esto son suposiciones. Hay que probar y hacer seguimiento de esto senfermos y ver los datos de inmunogeicidad. La idea de combinar estas pautas es intentar aprovechar lo mejor de cada una. Si una ofrece más respuesta inmunitaria de un tipo y otra de otro, se debe mirar si compaginarlas hace que ambas sea mayor", explica. 

Sin embargo, recuerda que en las fichas técnicas hoy por hoy indican "de forma muy explícita" que las vacunas no son intercambiables. "Los que empiezan con Astrazeneca tienen que terminar con Astrazeneca. Si no es así, debe cambiarse la ficha", asegura el vicepresidente de la AEV, que afirma que "no es de recibo que haya gente que lleva 16 semanas con la primera dosis y esperando a esa segunda.

El expresidente de la Asociación Española de Vacunología y especialista en Salud Pública, José María Bayas, coincide con Moraga-Llop y sugiere que se mantenga la misma vacuna de Astrazeneca para la segunda administración.

"Yo creo que la política general dice que quien recibió la vacuna Astrazeneca en una primera instancia reciba la misma en la segunda administración, esto lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA)"

En este contexto, el vacunólogo argumenta que el ensayo clínico 'CombiVacs' es una "primera información" y que no resulta representativa por el bajo número de la muestra. "Que se infiera qué hacer con dos millones de personas con un estudio de 600 personas me parece desproporcionado", concluye.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.