24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 10:05
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Cataluña afronta una "fuga de médicos" si no apoya la OPE nacional

La comunidad nunca ha participado en el proceso y solo oferta un 8% de plazas fijas en sanidad, según CCOO

Antonio Cabrera, secretario de la Federación Estatal de Sanidad de CCOO.
Cataluña afronta una "fuga de médicos" si no apoya la OPE nacional
Joana Huertas
Lunes, 04 de septiembre de 2017, a las 12:00
Cataluña se enfrenta a una importante fuga de profesionales sanitarios si continúa con su decisión de no participar en la Oferta Pública de Empleo (OPE) nacional que está preparando el Gobierno. Al menos así lo considera el secretario de la Federación Estatal de Sanidad de CCOO, Antonio Cabrera, quien valora que la negativa de esta región a colaborar en la convocatoria podría mermar el volumen de sus plantillas sanitarias.

“La reticencia de Cataluña se debe, sin duda, a su actual situación política. No solo no quiere participar sino que ha hecho una oferta de plazas ridícula”, asegura Cabrera, en referencia al 8 por ciento de vacantes que ha ofertado la autonomía (frente al 39 por ciento que calculan los sindicatos). “Esta cifra tan escasa puede provocar una fuga de médicos en Cataluña” porque habrá profesionales que prefieran presentarse en aquellas comunidades con mayor número de vacantes, dejando ‘desiertas’ las plantillas catalanas.

Antonio Cabrera, secretario de la Federación Estatal de Sanidad de CCOO.

Antonio Cabrera, secretario de la Federación Estatal de Sanidad de CCOO.

Desde el inicio, Cataluña ha mostrado su rechazo a participar en este proceso extraordinario de consolidación de empleo (por el cual se prevé convertir en fijos a cerca de 130.000 sanitarios). Tanto es así, que no ha participado en ninguna de las reuniones de la Comisión de Recursos Humanos del SNS y tampoco ha facilitado el porcentaje de temporalidad que tiene en su sistema sanitario, tal y como ha explicado el sindicalista. Otra de las comunidades con la que también tendrían problemas los sindicatos sería Galicia, que se estaría retrasando con la presentación de sus datos, según Cabrera.

Más allá de eso, culminar el proceso de esta OPE antes de que acabe el año es uno de los grandes objetivos de la nueva Ejecutiva de Sanidad de CCOO –recientemente renovada-. El sindicato espera que tanto el Ministerio de Sanidad como las comunidades autónomas aceleren los plazos para acordar las plazas y convocarlas entre septiembre y octubre. Esto permitiría cumplir con el calendario previsto y celebrar el primer examen en junio de 2018. De lo contrario, la convocatoria se extendería “entre 4 y 5 meses más de lo previsto”, asegura Cabrera.

Derogar la tasa de reposición y volver a las 35 horas

Otra de las cuestiones que contempla este ‘decálogo de intenciones’ presentado por CCOO hace referencia a la derogación de la tasa de reposición en sanidad. “Es la única forma de recuperar los más de 28.000 empleos perdidos en este sector durante la crisis”, manifiesta Cabrera.

La hoja de ruta también incluye volver a las 35 horas semanales en este sector (en lugar de las 37,5 actuales), recuperar el 7,2 por ciento de PIB para sanidad y los salarios mermados en estos últimos años (el sindicato cifra entre el 18 al 35 por ciento de caída en el poder adquisitivo de los profesionales sanitarios durante la recesión económica).

Por otro lado, el sector privado también está incluido entre las medidas que ha puesto sobre la mesa este lunes la organización que lidera Cabrera. En concreto, CCOO propone a las clínicas privadas un convenio colectivo de ámbito estatal para “regular las condiciones salariales de los profesionales” y “evitar la competencia desleal entre las empresas”. Pero también ha abordado la actual situación del convenio en dependencia (que afecta a 250.000 trabajadores y que lleva sin actualizarse desde hace más de tres años, según el sindicalista) y el último convenio en farmacia, que actualmente está judicializado por no “haberse cumplido la representatividad de las organizaciones sindicales”.