Redacción Médica
17 de agosto de 2018 | Actualizado: Viernes a las 11:25
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Brexit: Irlanda prevé contratar 1.000 funcionarios más en sanidad y aduanas

El objetivo es "acelerar los preparativos para un escenario en el que no haya acuerdo" entre UE y Reino Unido

El primer ministro de Irlanda, Leo Vardkar.
Brexit: Irlanda prevé contratar 1.000 funcionarios más en sanidad y aduanas
Redacción
Jueves, 19 de julio de 2018, a las 10:30
El primer ministro de Irlanda, Leo Vardkar, ha desvelado este miércoles que las autoridades contratarán a otros mil funcionarios de aduanas y sanidad para hacer frente a las nuevas normas con Reino Unido una vez finalice el acuerdo de transición por el Brexit en 2021.

Varadkar ha argumentado que la contratación de nuevos funcionarios es un paso "prudente" y ha resaltado que los preparativos no tienen como objetivo la región fronteriza, sino el comercio entre ambos países, según ha informado la cadena de televisión irlandesa RTE.

Asimismo, ha manifestado que la Unión Europea (UE) está negociando con Reino Unido desde "una posición de fuerza" y que las posibilidades de que Dublín logren un acuerdo beneficioso aumentan debido a la posición conjunta del bloque.

El martes, Varadkar subrayó que la decisión de su homóloga británica, Theresa May, de aceptar todas las enmiendas planteadas este lunes por los diputados favorables al Brexit contra su Libro Blanco no cambia la postura de Dublín sobre el proceso.

Así, recalcó que la votación "no debe dar ningún motivo" para que Irlanda "cambie su posición", si bien reconoció que "hay mucha inestabilidad política" en Reino Unido. "Vamos a ver muchos más cambios y giros en los próximos meses", afirmó.

"No es evidente ni obvio que el Gobierno de Reino Unido tenga la mayoría para ningún tipo de Brexit, francamente", sostuvo, antes de afirmar que Irlanda debe "acelerar los preparativos para un escenario en el que no haya acuerdo".

"El Gobierno irlandés siempre ha sido claro en que nuestra preferencia, para evitar una 'frontera dura' es un futuro lo más cercano posible entre la Unión Europea y Reino Unido", recordó.

Así, afirmó que "no es un asunto del Gobierno irlandés comentar sobre políticas internas y procesos legislativos en Reino Unido" y que "lo importante es que el Gobierno británico sea capaz de mantener una negociación seria con la Comisión (Europea)".

El cambio de rumbo de May satisface a los más acérrimos partidarios del Brexit, pero ha provocado la ira de los diputados conservadores favorables a la permanencia de Reino Unido en la UE y genera aún más inestabilidad.