Aunque todas las comunidades siguen los criterios acordados a escala nacional, hay algunas diferencias entre ellas

Así se vacuna ante la viruela del mono: solo una región ofrece pedir cita
Una persona recibe la vacuna contra la viruela del mono.


03 ago 2022. 10.00H
SE LEE EN 4 minutos
La vacunación contra la viruela del mono empieza a tomar carrerilla en España dos meses desde la detección del primer caso, el 18 de mayo. Aunque todas las comunidades autónomas siguen los criterios recogidos en las recomendaciones para hacer frente al brote actual de viruela del mono aprobados por la Comisión de Salud Pública y también los criterios recogidos en las recomendaciones de vacunación de MPX elaboradas por la Ponencia de Vacunas y aprobadas por la Comisión de Salud Pública, hay algunas diferencias entre ellas.

La Comunidad de Madrid es la única en que los ciudadanos pueden pedir cita y serán vacunados siempre y cuando cumplan los requisitos establecidos para ser considerados población de riesgo. En base a la estrategia de vacunación, las vacunas se indicaron en un principio para los contactos directos de los infectados y después también se incluyeron todas las personas con prácticas de riesgo, especialmente hombres que tuvieran diversas parejas sexuales masculinas.

La vacunación se recomienda a "personas que mantienen prácticas sexuales de alto riesgo, fundamentalmente pero no exclusivamente  Gbhsh (gays, bisexuales y hombres que tienen sexo con hombres) incluidas dentro de las indicaciones de la profilaxis preexposición al VIH (PrEP) o con infección por el VIH en seguimiento en las consultas hospitalarias y que no hayan pasado la enfermedad", según reza el protocolo.

También a otras personas con riesgo ocupacional como personal sanitario en consultas especializadas en atención de ITS/VIH a personas con prácticas de alto riesgo y personal de laboratorio que manejan muestras potencialmente contaminadas con virus Monkeypox o personal que se encarga de la desinfección de superficies en locales específicos donde se mantienen relaciones sexuales de riesgo.

Además, también se vacunan a los contactos estrechos de casos confirmados que en caso de contraer la enfermedad pueden tener más complicaciones, como es el caso de menores, las personas embarazadas y las personas inmunodeprimidas. En estos casos, la vacuna se administra en los primeros cuatro días después de la exposición con el objetivo de que la enfermedad no se desarrolle.

¿Cuál es el protocolo de las otras comunidades autónomas?


En España han llegado 5.300 vacunas frente la viruela del mono y está previsto que esta semana lleguen 7.000 más, pero son aún insuficientes para controlar el brote actual y en base a la escasez de citas que pueden ofrecer las comunidades autónomas para su inoculación.

En Cataluña, son tres centros, el BCN Checkpoint, el Clínic de Barcelona y la Unitat d'ITS Drassanes-Vall d'Hebron, los que contactan directamente con las personas con alto riesgo de contraer la enfermedad para acordar una cita previa. En Andalucía, es el facultativo responsable de estos pacientes en el centro sanitario el que lo deriva al Servicio de Medicina Preventiva del hospital de referencia o del hospital más accesible para el paciente según los circuitos establecidos.

País Vasco ha comenzado a vacunar contra la viruela del mono esta semana y cuenta con 141 dosis en los tres territorios. Para proceder a la vacunación, se está realizando una captación activa de la población elegible. En Canarias la campaña se centra en las personas que participan en los programas PrEP (profilaxis prexposición).

Estas son, junto a la Comunidad Valenciana, las regiones con mayor número de población y, por tanto, las que registran más casos confirmados de viruela del mono, por lo que han sido las que han pedido más cantidad de vacunas y han puesto en marcha el proceso de vacunación con mayor celeridad.

El resto de regiones se ciñen a lo estipulado desde el Ministerio de Sanidad a través de la Comisión de Salud Pública y no han dado más detalles de la campaña de vacunación.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.