16 nov 2018 | Actualizado: 09:00

Apoyo total del Senado al traspaso de la sanidad penitenciaria a las CCAA

La propuesta no plantea, sin embargo, unas condiciones de financiación

Resultado de la votación.
Apoyo total del Senado al traspaso de la sanidad penitenciaria a las CCAA
mié 26 octubre 2016. 14.50H
Carlos Cristóbal
Si ya de por sí resulta complicado alcanzar acuerdos en el ámbito político, cuando éstos son apoyados por todas y cada una de las fuerzas que integran una cámara de representación estamos ante un hecho del todo excepcional. Uno de ellos se ha dado este miércoles en el Senado, donde la moción presentada por el Grupo Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea para el traspaso de competencias de la sanidad penitenciaria a las comunidades autónomas para su integración en los servicios sanitarios regionales.

La propuesta, aprobada con 251 votos a favor y ninguno en contra, insta al Gobierno a iniciar “con la mayor brevedad posible” las negociaciones para que la sanidad penitenciaria “sea transferida  a los servicios autonómicos de salud de manera inmediata”.

La senadora María Isabel Mora se ha encargado de defender la propuesta, transaccionada junto al Grupo Popular, el Grupo Vasco y el Grupo Esquerra Republicana. “Debatimos la necesidad de hacer justicia con una parte de la población que está sufriendo una clara falta de equidad en la asistencia sanitaria”, ha asegurado antes de achacar la situación a “no tener integrada la sanidad penitenciaria en el Sistema Nacional de Salud (SNS)” y, sin embargo, contar con “dos administraciones que no se coordinan y están prestando servicios de una manera poco clara”.

El acuerdo ha sido celebrado por el senador popular Antonio Alarcó en lo que ha considerado como “un día muy importante para el Senado”. “Vamos a aprobar una moción modificada entre todos destinada a llenar un hueco que no estaba resuelto, como es el caso de la sanidad penitenciaria; una vez más, el Senado ha estado a la altura”, ha manifestado.

Asimismo, durante su intervención Alarcó ha hecho referencia a la necesidad de acabar con una “isla sanitaria” que, ha asegurado, debe desaparecer para que el “todos somos iguales ante la sanidad” sea efectivo, además de para hacer justicia a los 1.400 “magníficos” profesionales sanitarios de instituciones penitenciarias que actualmente “están en un limbo con el que hay que acabar”.

Financiación

Si bien ha contado con el beneplácito de todos los integrantes de la cámara, la propuesta impulsada por Unidos Podemos ha recibido varias críticas en forma de enmiendas. De todas ellas, la más recurrente ha sido la referida a la financiación por parte del Estado a las comunidades por la asunción de estas competencias. A este aspecto se ha referido el socialista Pío Celaya, para quien “la transferencia de la sanidad penitenciaria no puede ser en la práctica un rescate de las autonomías”. “No solo cuenta la intención de transferir; hay que hacerlo en las mejores condiciones, y más aún tras los recortes que se han producido en la sanidad pública”, ha explicado para proponer posteriormente que dicho traspaso incluya las partidas presupuestarias del coste total anual a nivel estatal en todos sus capítulos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.