AIReF: no habrá "excelencia" en I+D sanitaria sin un modelo público-privado

El organismo critica que no exista colaboración entre ambos sectores, sobre todo en investigación e innovación

El presidente de la AIReF, José Luis Escrivá.
AIReF: no habrá "excelencia" en I+D sanitaria sin un modelo público-privado
jue 20 junio 2019. 13.40H
La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha asegurado que, para que España mejore en sus proyectos de I+D+i, debe avanzar en la colaboración público-privada mediante “ayudas en clústeres de innovación” y aumentando los apoyos “destinados a recursos humanos”.

De esta forma, el estudio ‘Evaluación del Programa de Promoción del Talento y su Empleabilidad en I+D+i’ critica que, al no existir colaboración estrecha entre ambos sectores, se ha limitado el desarrollo investigador, con una amplia implantación en el sector sanitario, en España tanto en las administraciones públicas como en la empresa privada.

“Ambos poseen un alto ratio de autofinanciación”, confirma la AIReF. En su informe achaca que “una de las principales características de la financiación del sistema español es la menor involucración del sector privado en materia de investigación e innovación”.


El estudio asegura que el 72% de los investigadores principales consideran beneficiosas las ayudas que provienen de la colaboración


De esta forma, la autoridad independiente reprocha que no se haya conseguido alcanzar sistemáticamente los objetivos estratégicos para la mayoría de los indicadores, especialmente en dicha colaboración, “así como en convertir a España en un referente internacional de excelencia en I+D+i”.

Ejemplificando esta falta de trabajo en equipo, la AIReF se hace eco de que las ayudas del sector público están dirigidas principalmente a la atracción del talento en este mismo sector, “y solo aproximadamente un 2 por ciento de ayudas predoctorales van al sector privado”.

En lo que respecta a las propuestas por parte de la AIReF para mejorar en este punto negativo, la autoridad con José Luis Escrivá al frente, persigue promover las oportunidades de colaboración con la empresa privada, “especialmente en la etapa doctoral y en la posdoctoral y en el sector de las pymes y start-ups”, relacionadas con avances para la salud y el desarrollo del Sistema Nacional de Salud.

Incidiendo en los mejores resultados que se han visto reflejados en proyectos anteriores, el informe señala la necesidad de fomentar una red de colabfairoración entre múltiples entidades investigadoras, públicas y privadas, en gran parte aplicadas al sector salud, "que maximice el impacto de la investigación".

Además, el informe de la AIReF asegura que la percepción de los beneficiarios sobre las ayudas del sector privado son muy altos para los doctores (un 49 por ciento lo cree), los postdoctorados (el 52 por ciento) y los investigadores principales (el 72 por ciento considera beneficioso las ayudas de la colaboración público-privada).

Vídeo del estudio, 'Programa para la Promoción del Talento y su Empleabilidad en I+D+i'.

Para incidir en la necesidad de mejorar en la colaboración, puesto que la AIReF reafirma en sus 140 páginas de informe las bondades de dicha colaboración, se asegura que “la implementación o puesta en marcha del trabajo conjunto entre ambos sectores puede dar lugar a ahorros en el presupuesto”.

A modo de resumen, la Autoridad Independiente vislumbra a futuro una mayor estabilidad en la carrera investigadora (en ámbitos como la sanidad), reducir la incertidumbre laboral y generar una mayor atracción de talento investigador nacional e internacional hacia nuestro país siempre que se incida en dicha colaboración.


Las medidas para mejorar la colaboración


Para llegar a ello, se han presentado una serie de propuestas que pasan por crear una nueva modalidad de ayudas, Clústeres de Innovación, -en su medida de lo posible de desarrollo sanitario- similar a Doctorados Industriales (DI), para instituciones pertenecientes a clústeres de innovación. Así como preseleccionar áreas de conocimiento y áreas geográficas para desarrollo de clústeres de mayor impacto.

La AIReF ve conveniente que el sector privado y el público promuevan, además, la participación de varios agentes del clúster en un mismo proyecto, para fomentar la transferencia de conocimiento y agendar reuniones anuales con los clústeres líderes en España para compartir mejores prácticas y alinear las ayudas con sus objetivos estratégicos.


Según la AIReF se deben de aumentar las ayudas al sector privado en etapas doctorales hasta un 30%


Pero, además del proyecto colaborativo, la AIReF da un gran valor a la figura del sector privado en la I+D+i, especialmente en la etapa doctoral y en la posdoctoral y en el sector de las pymes y start-ups. “Se deben aumentar las ayudas destinadas a recursos humanos en colaboración con el sector privado (especialmente con pymes y start-ups) a modo de piloto, tanto en la etapa predoctoral (ayudas doctorandos industriales) como en la etapa posdoctoral (ayudas Torres Quevedo), a modo de piloto un 30 por ciento y un 15 por ciento, respectivamente”, cifra.

De esta forma, la universidad pública y las empresas privadas deberán trabajar por fomentar las estancias con ayudas predoctorales y microayudas para cubrir las necesidades básicas de las pymes en proyectos de doctorado.


"Menos competetivos que en Europa"


A modo de resumen, la autoridad aporta datos sobre el sistema de ayudas asegurando que es “ligeramente menos competitivo que el autonómico y el europeo”. “Aunque la carrera investigadora con ayudas se haya incrementado en los últimos años, no supera en retribución a su alternativa en el sector privado (en la etapa posdoctoral). Se estima que los salarios del sector privado superan a los del sector público en un 10,1 por ciento a lo largo de la carrera investigadora”, cifra.

Además, se denuncia el 17 por ciento de doctorados activos en el sector privado frente al 65 por ciento de Alemania. De esta forma, el 37 por ciento de los  investigadores en el sector privado están por debajo del 49 por ciento de media en la Unión Europea. Algo similar a lo que ocurre con las empresas innovadoras (un 34 por ciento frente al 49 de la Unión Europea).
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.