16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

50 millones para contratar 1.000 médicos y descongestionar la AP española

Exigencia de la OMC al Gobierno para reducir los cupos excesivos que sufren más del 50% de los médicos de Familia

Juan Manuel Garrote, Vicente Matas y Jerónimo González Torrent, de la OMC.
50 millones para contratar 1.000 médicos y descongestionar la AP española
mar 07 junio 2016. 11.40H
Carlos Corominas
Cristina Cebrián
Los porcentajes de cupos de los médicos de Atención Primaria pueden variar según la comunidad autónoma en la que ejercen hasta en 50 puntos porcentuales, según se deduce de los datos detallados por comunidades autónomas de la Encuesta sobre la situación del Médico de Atención Primaria en España en 2015, realizado por la Organización Médica Colegial (OMC).

Un momento de la presentación del estudio.

 
Según los resultados del estudio, el porcentaje medio de médicos de Familia que atienden un cupo de más de 1.500 tarjetas es del 52,5 por ciento. La comunidad autónoma que más carga de trabajo es Baleares, con un 83,6 por ciento de los médicos con un cupo de más de 1.500 tarjetas, mientras que la que menos padece este problema es Castilla y León con un 23 por ciento de cupo excesivo.
 
Tal y como explica Vicente Matas, representante nacional de Atención Primaria Urbana de la OMC, esta tendencia “se puede explicar en parte por la dispersión, pero no diferencias tan grandes”.
 

Los 50 millones para Atención Primaria "serían un parche que podría relajar un poco el estrés de los médicos y de los pacientes"


El problema de los cupos excesivos, según Matas, es que deriva en “una carga de trabajo de los médicos excesivo”, por lo que nos encontramos que más del 11 por ciento atienden más de 50 consultas diarias y más del 40 por ciento atienden más de 40 consultas diarias.
 
Para revertir esta solución la OMC propone establecer presupuestos finalistas en base a criterios como dispersión de la población y la edad. Además, de manera urgente, sugiere establecer una financiación extraordinaria de 50 millones de euros para contratar 1.000 médicos destinados, prioritariamente, a zonas donde los cupos sean excesivos.
 
Para Matas, “esto sería un parche que podría relajar un poco el estrés de los médicos y de los pacientes, disminuiría las demoras, aumentaría el tiempo que se puede dedicar a los pacientes y mejoraría la asistencia”.

En opinión de Juan Manuel Garrote, secretario general de la OMC, en ocasiones "la financiación se destina a los tratamientos innovadores de alto coste más que a la Atención Primaria que es la puerta de entrada del sistema".  

Consecuencias en la asistencia
 
Los representantes de la OMC han criticado que estos cupos excesivos se traducen en una atención más deficiente para los pacientes que en muchas ocasiones sufren demoras. En este sentido, Matas ha señalado que, para ofrecer una buena atención, los pacientes que debe ver cada profesional no deberán superar los 30 al día. Actualmente, un 41,3 por ciento de médicos de Familia atienden a más de 40 personas en una jornada, algo que además de afectar a la asistencia.
 

Vicente Matas, vocal de Atención Primaria Urbana de la OMC.

Para Matas esto supone un problema de atención al paciente que puede terminar en un mayor coste para el sistema ya que “si no se tiene el tiempo suficiente puede darse que se pidan más pruebas por no poder hacer una exploración correcta o incluso hacer derivaciones al hospital”.
 
Además, estos cupos excesivos hacen que se acumulen demoras que padecen los pacientes, pero que afectan también a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. En situaciones normales de demanda, un 21,1 por ciento de los médicos de Familia reconocen que sus pacientes deben esperar más de un día, un 19,2 por ciento entre dos y tres días, un 7,4 por ciento entre cuatro y cinco días y un 3,6 por ciento, de más de una semana.
 
“Cuando un paciente pide cita y no se la dan para ese día o el siguiente, busca alternativas”, indica Matas, que añade: “Una de las más frecuentes es que acudan directamente al médico de cabecera para que le atiendan o que vayan a Urgencias de AP o hospitalaria”. Todo esto redunda, de nuevo, en un mayor coste para el sistema ya que, según Matas, “en el hospital hacen más pruebas porque no conocen al paciente”. 

Juan Manuel Garrote, secretario general de la OMC; Vicente Matas, vocal de Atención Primaria Urbana de la OMC y Jerónimo Fernández Torrente, vicesecretario de la OMC.


Acceda a los resultados detallados por comunidades autónomas de la Encuesta sobre la situación del Médico de Atención Primaria en España en 2015
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.