Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

¿Por qué miles de enfermeras renuncian a su trabajo en Reino Unido?

En los últimos 4 años, el número de sanitarios de esta rama que han abandonado su profesión ha aumentado en un 51%

Exteriores de un Hospital Británico.
¿Por qué miles de enfermeras renuncian a su trabajo en Reino Unido?
Redacción
Miércoles, 05 de julio de 2017, a las 09:10
Miles de enfermeros y matronas están renunciando a sus puestos de trabajo en Reino Unido debido al bajo salario que reciben y a las largas jornadas laborales a la que se ven sometidos, según publica un documento del Nursing and Midwifery Council (NMC).

En los últimos 4 años, el número de sanitarios de esta rama que han abandonado su profesión ha aumentado en un 51 por ciento. El pasado año, 1.783 enfermeros dejaron su empleo, en comparación con los 3.264 que abandonaron el sistema de salud británico (NHS en sus siglas en inglés), este abril y mayo.

Las razones principales que han causado tal huida laboral se basan en las condiciones laborales a las que se enfrenta el personal sanitario y a los altos niveles de trabajo que tienen que soportar, según las quejas recogidas por casi la mitad de los sanitarios que han renunciado. Una cuarta parte de ellos, por su parte, se encontraba “desilusionado por la calidad del trato a los pacientes”.

El jefe ejecutivo del Royal College of Nursing, Janet Davies, afirmó que los pacientes están pagando el precio de un fallo gubernamental relacionado con el futuro del NHS y “parece que la situación empeorará”. “El sistema sanitario británico se está quedando más atrás que nunca con las 40.000 vacantes de enfermería sin cubrir solamente en Inglaterra”, declaró Davies.

Además, apenas 46 enfermeras se registraron en el Nursing and Midwifery Council el pasado mes de abril, cayendo el porcentaje en un 96 por ciento en comparación con el pasado año. El número de estos empleados que abandonó sus puestos, incluyendo europeos, extra comunitarios y británicos, asciende a 34.941 este año, en lo que es un incremento significativo de cifras desde el 2015/2016, en el que unos 23.087 sanitarios decidieron presentar su dimisión.

Por su parte, desde el Departamento de Salud Británico afirmó que actualmente hay unos 52.000 enfermeros en formación para “continuar prestando atención de primera clase a los pacientes”. Una portavoz de departamento declaró que se ha puesto en marcha un programa de apoyo nacional para garantizar que los enfermeros tengan el apoyo necesario para continuar con su trabajo.