Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

¿Cuál es la dieta perfecta para un sanitario en una guardia?

La falta de sueño y la acumulación de horas de trabajo ponen a prueba el organismo y sus necesidades nutricionales

Desde el punto de vista nutricional, se considera recomendable que los sanitarios que hacen guardias tomen "tentempiés".
¿Cuál es la dieta perfecta para un sanitario en una guardia?
Sergio López
Domingo, 22 de octubre de 2017, a las 14:20
Buena parte del personal sanitario afronta con relativa frecuencia una dura prueba para su salud física y mental. Las noches en vela que tienen que pasar los médicos durante las guardias de 24 horas o el personal de Enfermería y de otras categorías cuando trabajan en turnos acaba pasando factura y poniendo a prueba la salud.
 
Ante una situación de estrés físico y mental, una de las estrategias más recurrentes es reforzar la alimentación para ajustarla a los requerimientos del desgaste extra. ¿Hay alguna dieta específica adecuada para los sanitarios que trabajan en turno de noche o que realizan guardias de 24 horas?

La respuesta es un sí, pero no un sí rotundo. Estos trabajadores pueden añadir a lo que es una dieta normal equilibrada algunas características específicas que les ayuden a sobrellevar sus largas jornadas.
 
Lo fundamental, según explica a Redacción Médica la nutricionista colegiada Patricia Lambea, es que las comidas principales sean “equilibradas y completas”. Esta profesional explica también, que, en la medida de lo que permita la jornada de trabajo, es adecuado tomar algún “tentempié saludable”, consistente en fruta fresca, fruta desecada sin azúcares añadidos o frutos secos.

“La falta de sueño provoca ansiedad, lo que a su vez motiva el deseo de tomar azúcares. En ese caso, además de la fruta, puede tomarse chocolate negro a partir del 70 por ciento de pureza”, explica la nutricionista.
 
En el caso concreto de las guardias de 24 horas, dado que son puntuales, no habría necesidad de tomar ningún complemento nutricional específico, según la nutricionista. En todo caso, puede venir bien consumir pescado u otros alimentos ricos en fósforo o potasio para combatir el cansancio que provoca la falta de sueño a nivel intelectual. En función de sus recomendaciones, se puede elaborar una pauta nutricional que quedaría así:
 
Desayuno
 
· 1 pieza de fruta entera
· 1 porción de lácteos. Yogur natural o leche sin aditivos (no leche vegetal), que se puede combinar con café
· 1 ración de cereales. A ser posible, cereales integrales sin azúcares añadidos: espelta, trigo sarraceno, etc.
· grasas vegetales saludables: aceite de oliva, aguacate…
· frutos secos
 
Comidas principales

Combinación de vegetal más proteína saludable.
· carnes blancas, pescado azul o legumbres
· guarnición de verduras o ensalada
· acompañamiento basado en carbohidratos complejos (arroz o pan integral)
· fruta de postre
 
Entre horas

· fruta, frutos secos o chocolate negro