Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

¿Castigar al obeso y al fumador sin cirugías para ahorrar? España dice 'no'

Proponen medidas de prevención y promoción de salud para ahorrar costes

Mar Rocha, portavoz de Satse, y Francisco Miralles, secretario general de CESM.
¿Castigar al obeso y al fumador sin cirugías para ahorrar? España dice 'no'
Carlos Corominas
Martes, 06 de septiembre de 2016, a las 09:40
Una región del Reino Unido se está planteando la posibilidad de retrasar durante más de un año cirugías no vitales a enfermos con obesidad o fumadores con el objetivo de ahorrar costes al Sistema Nacional de Salud (NHS). La medida ha sido propuesta por el Grupo de Trabajo Clínico (CCG, por sus siglas en inglés) del NHS de Vale of York, una región en la que viven unos 337.000 personas. El CCG, una organización médica que, según su propia definición, “comprende las necesidades de la población y el impacto de los servicios locales sobre la salud de la población”. 

La medida, que afectaría a personas con un índice de masa corporal superior a 30 y a fumadores que no se comprometan a dejar de fumar, está siendo ahora analizada por el NHS, que ha pedido también al CCG que revise este plan. Este organismo ha señalado que no desarrollará el proyecto hasta haber hecho esta revisión. Medidas de castigo a los pacientes como esta son rechazadas por los sanitarios españoles que la critican por discriminatoria. 
 
En este sentido, Francisco Miralles, secretario general de la Confederación Española de Sindicatos Médicos, es claro al respecto: “Cómo médicos tenemos que atender a todos los pacientes”. En su opinión, este tipo de castigos y no intervenir “podrían ir en contra de la ética de los propios profesionales”.
 
En lugar de penalizar al paciente, Miralles es partidario de impulsar medidas de prevención de la enfermedad y de promoción de la salud: “Toda la inversión es poca”.
 
De la misma opinión es Mar Rocha, portavoz del Sindicato de Enfermería Satse, que también critica la demonización del enfermo: “Nos preocupan este tipo de medidas que penalizan al enfermo y entendemos que los sistemas sanitarios deben primar el cuidado de la persona”.
 
En relación a las medidas de prevención para reducir el sobrepeso, defiende “potenciar la labor de la enfermera en los centros de Atención Primaria” así como impulsar la figura de la enfermera escolar en los centros educativos “para que los niños y jóvenes se conciencien de los riesgos para su salud del tabaco o el sobrepeso desde edades tempranas”.
 
Por último, apunta a que este tipo de medida de prevención “conllevan un mayor ahorro de costes frente a los modelos sanitarios que se focalizan en la atención a la persona cuando la enfermedad ya ha aparecido”.