Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:15
Sociosanitario > Responsabilidad

Philips impulsa el 'tuit-crowdfunding' para cardioproteger La Alhambra

Idea una fórmula para hacerlo por medio de las redes sociales

El CEO de Philips Iberia, Juan Sanabria.
Philips impulsa el 'tuit-crowdfunding' para cardioproteger La Alhambra
Redacción
Lunes, 06 de junio de 2016, a las 12:40
Philips Ibérica, en el marco del TAT (Talking About Twitter) Granada 2016, ha puesto en marcha como iniciativa un tuit solidario para completar la cardioprotección de La Alhambra y otros edificios públicos de la ciudad, entre ellos el Estadio de la Juventud.

Por medio de su acuerdo de colaboración con la Asociación España Salud, por cada retuit la compañía donará en especie el equivalente a 1,5 euros, y, de este modo, completará la dotación de los desfibriladores precisos para la total cardioprotección de estos espacios.

Philips cuenta con un marco de colaboración con la asociación sin ánimo de lucro para la promoción de los espacios públicos cardioresponsables, en los que se promueva la sensibilización ciudadana y de las administraciones públicas en materia de paro cardiaco súbito, cadena de supervivencia y uso de desfibriladores automáticos y semiautomáticos.

En el marco del TAT, el mayor evento de Twitter en todo el mundo, Philips apoya el reto que ha lanzado el corredor Chema Martínez el día 7 de junio, y que pretende impulsar la cardioprotección en todo el territorio español.

Además, TAT Granada 2016 será un evento cardioprotegido por Philips, para lo cual instalará desfibriladores en el auditorio del Parque de las Ciencias y realizará la formación precisa al personal organizador del evento. También instalará un espacio de formación para que todos los asistentes que lo deseen conozcan más sobre la importancia del paro cardiaco súbito y cómo reaccionar en estos casos.

Única intervención eficaz ante el paro cardiaco

De acuerdo con el consenso sobre instalación de desfibriladores en espacios públicos, elaborado por el Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar y la Fundación Gaspar Casal, la desfibrilación se revela como la única intervención eficaz que existe para tratar el paro cardiaco.

Un acceso rápido a la desfibrilación aumentaría las probabilidades de supervivencia en tres de cada cuatro casos de paro cardiaco repentino. Para aumentar la supervivencia, debería disponerse de un desfibrilador a menos de cinco minutos (ida y vuelta) del lugar donde se produzca una parada cardiaca.

Las características de los actuales desfibriladores, automatizados y seguros, junto con su demostrada utilidad en la cadena de resucitación, ha motivado que la comunidad científica recomiende, en su conjunto, la difusión e implantación de esta tecnología en áreas de acceso público, si bien no existe una normativa armonizada al respecto en el conjunto de España.

El desfibrilador Heartstart, de Philips, resulta pequeño y ligero, por lo que facilita su transporte hasta la víctima. Guía, paso a paso, tanto el proceso de desfibrilación como el de reanimación cardiopulmonar mediante claras instrucciones de voz en castellano y se muestra capaz de adaptar dichas indicaciones a los distintos grados de habilidad del usuario.

Los electrodos de desfibrilación integrados, colocados sobre la piel desnuda de la víctima, analizan su ritmo cardiaco para luego transmitir la información al desfibrilador, por lo que su uso no provoca, en ningún caso, daño alguno al paciente, ni siquiera por accidente, ya que el botón por medio del cual se aplica la descarga no se activa si el ritmo cardiaco analizado no es susceptible de descarga.