Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Sociosanitario > Responsabilidad

La economía circular, base para los compromisos medioambientales de Lilly

También la segregación y la gestión de residuos

Javier Ellena, presidente de Lilly en España.
La economía circular, base para los compromisos medioambientales de Lilly
Redacción
Martes, 06 de junio de 2017, a las 17:40
Lilly España centra en dos grandes ejes sus compromisos en materia medioambiental y objetivos de crecimiento sostenible: la economía circular y la segregación y gestión de residuos. "Es importante reiterar nuestro compromiso continuado con la reducción de la huella ambiental en la empresa, tanto en la filial como en la fábrica", ha declarado Javier Ellena, presidente de Lilly España.
 
Para ello a finales de 2016 se creó un grupo de trabajo multidisciplinar con el objetivo desarrollar un plan de acción específico, el cual se centra en minimizar los residuos y mejorar la segregación de manera que se obtengan mayores niveles de reciclado.
 
Desde finales de 2012, Lilly no envía ningún tipo de residuo al vertedero, lo que se traduce en un 95 por ciento de la basura reciclada o valorizada, y el cinco por ciento restante son incinerados sin ningún tipo de recuperación energética.
 
Entre 2013 y 2016 Lilly ha desarrollado un plan de minimización de residuos peligrosos, en los cuales este tipo de residuos generados representan al 66 por ciento. Incluso se ha superado hasta un 17 por ciento del objetivo. Sin embargo, en el caso de los residuos no peligrosos la cantidad producida, segregación y tratamiento se mantiene similares a los últimos años.
 
Compromiso con el medio ambiente
 
El departamento de Medio Ambiente de Lilly España ha gestionado, en los dos últimos ejercicios económicos, un presupuesto de 578.851 y 687.635 euros, respectivamente. Esta gestión ha permitido realizar numerosas actividades de difusión y concienciación a sus empleados.
 
Entre 2015 y 2016 no superó los valores límites establecidos para los vertidos. Respecto a la reducción de la presencia de fósforo en los vertidos, uno de los retos corporativos para 2020, la compañía aplicará nuevas acciones como el análisis de fuentes, sustitución o reducción de detergentes fosforados y potenciación de los sistemas de control.
 
También han comenzado a reducir el consumo de energía contribuyendo a la disminución de emisiones CO2 con la contratación de un suministro de energía certificada como cien por cien renovable; adquiriendo equipos más eficientes, sustituyendo luminarias por LED e instalando detectores de presencia. También se encuentran trabajando en la incorporación de vehículos bajos en emisiones y en la formación en conducción eficiente.