Luis Gorospe, responsable de Formación de la SERAM, hace un balance tras el proceso de adjudicación de la especialidad

MIR 2021: "Radiología sigue siendo una especialidad competitiva"
Luis Gorospe, responsable de Formación en la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM).


16 jul 2021. 17.20H
SE LEE EN 7 minutos
El pasado sábado concluyó la convocatoria MIR 2021. Este año, la especialidad de Radiología contó con 260 plazas las cuales terminaron sus cupos antes del número 4.500 de MIR, en la 12 jornada de asignación. Luis Gorospe, responsable de Formación en la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM) y radiólogo torácico del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, en conversación con Redacción Médica hace un balance positivo tras el proceso de adjudicación de la especialidad, explica los principales destinos escogidos por los futuros R1 y destaca los pricipales aspectos que hacen atractiva la elección de Radiología.
 
¿Cómo le ha ido a la especialidad en la actual adjudicación MIR 2021?

No podemos quejarnos, Radiología sigue siendo una especialidad competitiva cuyas 260 plazas (31 más que en 2019) se han terminado antes del número 4.500 de MIR. Nos encontramos entre las especialidades intermedias en cuanto a demanda/solicitud de los futuros residentes.

¿Cuáles han sido los principales hospitales escogidos por los futuros R1?

No dispongo de los datos pormenorizados, pero en general los hospitales que se eligen primero son los hospitales ‘grandes’ (de tercer nivel) de las regiones más pobladas del país (Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana...). Algunos centros cuyas plazas de Radiología se eligen tradicionalmente antes (primeros 4.000 aspirantes) son los hospitales 12 de Octubre, La Paz, Ramón y Cajal y Gregorio Marañón en Madrid; los hospitales de Vall d'Hebron y Clìnic en Barcelona; La Fe en Valencia; Virgen del Rocío y Reina Sofía en Andalucía; Miguel Servet en Zaragoza, etc. Como ocurre con otras especialidades, en ocasiones apreciamos tendencias transitorias en la elección de algunos centros que, por diferentes motivos, se vuelven más atractivos para los futuros residentes.

¿Cuáles han sido los hospitales que se han elegido antes?

Este año la primera plaza de Radiología se ha elegido en el Hospital La Paz de Madrid. En una especialidad tan transversal como la nuestra en la que es importante exponerse a la mayor cantidad y variedad de patologías posibles, los hospitales de tercer nivel de grandes ciudades suelen ser los más ‘deseados’ por los futuros radiólogos.


"Tenemos una privilegiada visión global y transversal de la enfermedad. Hoy en día, los radiólogos son considerados verdaderos consultores por parte del resto de clínicos del hospital"



¿Cuáles han sido los principales destinos?

En línea con lo comentado anteriormente, Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza o Bilbao son las ciudades que ofertan más plazas. Otras ciudades más pequeñas pero con hospitales grandes (y que ofrecen también bastantes plazas) son Córdoba, Santander, Granada o Málaga, por poner algunos ejemplos.

¿Esperaban que la especialidad terminara sus 260 plazas el día 12?

Somos una especialidad 'intermedia' en cuanto a la demanda, así que no ha sorprendido que las 260 plazas de Radiología se agotaran el día 12. En la última década ha habido convocatorias en las que las plazas de Radiología se han agotado con números menores de 4.000 (2014, 2015, 2016 y 2018), pero en estas ediciones se ofrecían menos plazas.

¿Qué es lo que hace atractiva esta especialidad?

La Radiología es una especialidad muy interesante que abarca muchas áreas de conocimiento y muchas modalidades diagnósticas y terapéuticas. Los radiólogos participamos en todas las fases del proceso de enfermedad de un paciente (desde el diagnóstico precoz [por ejemplo el cribado de cáncer de mama] hasta el tratamiento endovascular intervencionista, pasando por la obtención de muestras biológicas o la estadificación o valoración de la respuesta al tratamiento de un cáncer), por lo que tenemos una privilegiada visión global y transversal de la enfermedad. Hoy en día, los radiólogos son considerados verdaderos consultores por parte del resto de clínicos del hospital, y su trabajo tiene un creciente componente terapéutico (radiología vascular y técnicas locales de ablación). Por último (y no menos importante), Radiología goza de una bajísima tasa de abandono durante la residencia y de unas excelentes salidas profesionales.

¿Qué subespecialidades ofrece Radiología?

Un radiólogo en un hospital grande puede subespecializarse en muchas áreas: Neurorradiología, Radiología Cardiotorácica, Radiología Abdominal, Radiología Musculoesquelética, Radiología Pediátrica, Radiología de la Mama, Radiología Vascular y Radiología de Urgencias. Cada una tiene sus particularidades pero todas comparten la posibilidad de utilizar diferentes modalidades diagnósticas (Radiología convencional, ecografía, TC, RM, intervencionismo diagnóstico o terapéutico) y de ser las referentes, en cuanto al diagnóstico por imagen, de muchas especialidades relacionadas (por ejemplo, un radiólogo abdominal es el referente en técnicas de imagen para cirujanos, urólogos, gastroenterólogos, oncólogos dedicados al cáncer abdominal).

Es posible que en un futuro no lejano tengamos que añadir a esta lista de subespecialidades la ‘Inteligencia Artificial (IA)’ o la ‘Ciencia de Datos e Imágenes Médicas’. En cualquier caso, muchos radiólogos no se centran en una única subespecialidad y pueden dedicarse a varias áreas de conocimiento de una forma más transversal.


"En un futuro no lejano tengamos que añadir a esta lista de subespecialidades la Inteligencia Artificial (IA) o la Ciencia de Datos e Imágenes Médicas"



¿Qué subespecialidades radiológicas son las preferidas por los residentes o las que suscitan más interés?

La verdad es que al ser una especialidad muy diversa no es fácil contestar a esta pregunta. En general todas las diferentes subespecialidades de Radiología suscitan interés entre los residentes. Hay residentes que muestran un especial interés por la dimensión terapéutica de la especialidad y que suelen elegir Radiología Vascular como subespecialidad; se trata de un área muy interesante y existe la posibilidad de realizar fellowships de Radiología Vascular en nuestro país o en Europa.

Otros residentes prefieren centrarse en el proceso diagnóstico de la especialidad, con la posibilidad de realizar procedimientos intervencionistas diagnósticos (realización de biopsias) y/o incluso terapéuticos no vasculares (p. ej., drenajes o ablación con radiofrecuencia).

Independientemente de la subespecialidad que elijan, todos se enfrentan a una especialidad apasionante por descubrir con un futuro prometedor, en la que siempre van a encontrar una subespecialidad a la que poder dedicarse y que se ajuste más a sus preferencias o expectativas. En cada rotación descubrirán una especialidad variada y dinámica en la que tienen que aprender a interactuar no sólo con personal sanitario a su cargo (técnicos, enfermeros, auxiliares de enfermería...) y con clínicos de casi todos los servicios del hospital, sino también con pacientes (especialmente si realizan procedimientos diagnósticos o terapéuticos invasivos). En cualquier caso, también les espera a los residentes muchas horas de estudio, de esfuerzo, y de guardias con mucho trabajo asistencial.

¿Hay mucha tasa de abandono de la especialidad? ¿Cómo ha sido en otros años?

La tasa de abandono de nuestra especialidad es muy baja (en comparación con otras) y es muy poco habitual que un radiólogo haga otra especialidad al terminar Radiodiagnóstico (de hecho, somos una especialidad "de acogida" de residentes desencantados con otras especialidades).

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.