Según afirma un estudio publicado recientemente en Elsevier para emitir recomendaciones sobre esta práctica clínica

La resonancia con ácido gadoxético, recomendable en metástasis hepáticas
El uso de esta técnica de imagen se recomienda en la detección, en el diagnóstico y caracterización preoperatoria, y en la detección tras un tratamiento quimioterápico.


17 nov 2021. 15.10H
SE LEE EN 4 minutos
La resonancia magnética (RM) con ácido gadoxético es recomendable a la hora del diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes con metástasis hepáticas. Así lo afirma un estudio publicado recientemente en Elsevier, cuyo objetivo ha sido emitir recomendaciones en el contexto de esta práctica clínica en España

Los expertos han consensuado cinco recomendaciones relacionadas con el uso de esta técnica de imagen en tres situaciones clínicas: en la detección, en el diagnóstico y caracterización preoperatoria, y en la detección tras un tratamiento quimioterápico. El resultado apoya el beneficio clínico de la resonancia magnética con ácido gadoxético, favoreciendo la planificación preoperatoria, especialmente en aquellas menores de un cm, facilitando así el diagnóstico temprano de la diseminación metastásica.

El grupo de estudio ha estado compuesto por ocho radiólogos (dos de los cuales pertenecían al comité coordinador) y un cirujano hepatobiliar, provenientes de ocho centros hospitalarios españoles, todos hospitales terciarios excepto uno de ellos, de nivel secundario y que disponen de unidades de hepatobiliar. 

La RM, según diferentes estudios, es la técnica de imagen con un mayor rendimiento en la detección y caracterización de metástasis hepáticas. Por este motivo, esta técnica ha sido elegida como primera opción para evaluar esta enfermedad en pacientes que no han sido sometidos a terapia previa, ofreciendo detalles anatómicos y una tasa de detección elevada incluso en lesiones inferiores a 10 mm.

A pesar de que la RM para la detección de lesiones hepáticas puede realizarse sin contraste, se ha descrito que el uso de medios de contraste hepatoespecíficos aumenta su sensibilidad y muestra una serie de ventajas cuando es comparada con otras técnicas de imagen u otros medios de contraste.

La resonancia magnética, mejor a la tomografía en la detección


La RM con ácido gadoxético es la técnica más sensible para la detección de metástasis hepáticas, especialmente para metástasis muy pequeñas, siendo la técnica de elección en lesiones potencialmente resecables, candidatos a rescate quirúrgico y tratamientos ablativos radicales. La recomendación original fue considerada coherente, útil y relevante, y fue contextualizada por el grupo de expertos, con base en su experiencia clínica y teniendo en cuenta la siguiente evidencia.

Se han realizado varios metaanálisis que demuestran que la RM es superior a la tomografía computarizada (TC) en la detección y caracterización de metástasis hepáticas, y aunque la tomografía por emisión de positrones (PET) con fluorodeoxiglucosa es una herramienta coste-efectiva en la evaluación de la enfermedad extrahepática/extrapulmonar, en pacientes diagnosticados con recurrencia local, la RM es la modalidad de elección para evaluar la extensión local.

Mejores resultados en pacientes tratados con quimioterapia


El curso de la enfermedad oncológica tiene como consecuencia la aparición de metástasis hepáticas de forma frecuente. Esto representa una lesión hepática maligna más habitual. Por ello, un diagnóstico precoz y una diferenciación y estadiaje precisos de las lesiones malignas resulta fundamental para el tratamiento adecuado. De esta manera, el poder de detectar precozmente las metástasis hepáticas incrementa la supervivencia de pacientes tratados quirúrgicamente y conlleva a una mejora del resultado en aquellos pacientes tratados con quimioterapia. 

En estos momentos, existen varias pruebas diagnósticas que presentan una sensibilidad y especificidad diferente para la detección de metástasis hepáticas. Entre ellas destacan los ultrasonidos, la TC, la resonancia magnética y la PET, siendo todas las de mayor utilidad. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.