El Hospital de València es el primero en realizar esta intervención gracias a un catéter que incorpora una cámara

La Radiología española usa una nueva técnica para tratar cálculos biliares
Javier Sempere y Amalia Talens, los profesionales del Hospital General de Valencia.


24 jun 2021. 15.15H
SE LEE EN 3 minutos
POR MARÍA GARCÍA
El Hospital General de Valencia ha llevado a cabo una nueva técnica para el tratamiento de cálculos en las vías biliopancreáticas, una de las dolencias más comunes en enfermos con trastornos hepáticos. Este procedimiento lo ha realizado el equipo de la Unidad de Radiología Intervencionista, en colaboración con el servicio de Patología Digestiva, que ha dado soporte durante la intervención. 

Amalia Talens, jefa de la Unidad de Radiología Intervencionista, y su compañera, María Ponce, explican a Redacción Médica que, en el caso de que los resultados sigan siendo buenos, "se puede implantar en otro hospital". 

"Se canaliza los conductos de la bilis, del hígado. A partir de ahí, a través de un catéter especial, se va navegando por dentro de las vías biliares para encontrar las piedras", señala Ponce. 

En ese catéter va otro más fino que emite un pulso eléctrico que, en contacto con el medio líquido, hace que los cálculos se rompan. Al estar fragmentadas pueden eliminarse al intestino, que es la vía natural de salida de la bilis. 

Diferencias con otras técnicas


"Nosotros somos radiólogos intervencionistas. Este mecanismo aporta la visión directa de las piedras. Antes lo hacíamos todo guiándonos por rayos X y ahora conseguimos ver por medio de ese catéter, que tiene una cámara digital, para observar en tiempo real y en vivo esas piedras", señala Ponce. 

"La diferencia fundamental es que antes lo hacían los endoscopistas. Introducían un endoscopio a través del tracto superior, rompían la papila e intentaban desahacer las piedras. El problema es que esta técnica tiene algunas complicaciones, como pueden ser la pancreatitis. También se asocian con hemorragias. Necesita más tiempo de intervención y necesita que el paciente quede ingresado más tiempo", explica por su parte Talens. 

"Con esta técnica lo que nosotros hacemos es que pinchar el hígado y acceder con la misma cámara, algo más corta, a las vías biliares. Vemos lo mismo que ellos pero sin toda la parafernalia y el dispositivo que utilizan los endoscopistas", añade. 

La Comunidad Valenciana, la primera en realizarlo 


"La Comunidad Valenciana somos los primeros en hacerlo a nivel de Radiología intervencionista", aseguran. Con esta técnica se han estrenado una única vez, que ha sido un éxito. 

Para la semana que viene, tienen programada otra intervención. "El paciente no se podía operar. Le hemos vaciado la vía biliar derecha, y ahora vamos a vaciarle la vía biliar izquierda con el mismo procedimiento. Si los resultados son buenos se puede implantar en todos los hospitales. Es un paso muy importante", asegura Talens. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.