Dos médicos que han elegido esta especialidad explican que se empezaron a interesar por ella al prepararse el examen MIR

"Radiodiagnóstico tiene un peso nulo en la carrera"
Sadhú Ruiz.


01 jul 2021. 11.50H
SE LEE EN 8 minutos
Iván RodrigoSadhú Ruiz comenzarán su residencia en Radiodiagnóstico en las próximas semanas. Los futuros MIR han sido de los primeros médicos en escoger esta especialidad para formarse en los próximos años, en los que esperan encontrar un buen lugar de trabajo, sentirse cómodos y aprender con un buen equipo, tal y como relata Ruiz a Redacción Médica

Iván Rodrigo Díaz estudió en la Universidad Autónoma de Madrid, pero no fue hasta su preparación del examen MIR cuando se empezó a plantear, "como una opción real", especializarse en Radiodiagnóstico. "En la carrera, el paso que se hace por la especialidad es muy breve y entras más en contacto con ella a través del resto de asignaturas", rememora. "Por suerte, di con un par de personas que están haciendo ahora su residencia de Radiodiagnóstico y me empezó a llamar la atención en ese momento. Si bien es cierto que durante la carrera el estudio de la imagen es algo que llama la atención por su variedad y utilidad en las distintas especialidades, no me la planteaba como para yo dedicarme a ella", reconoce el futuro MIR. 

Cuando terminó el MIR, Rodrigo reconoce que tuvo "muchas dudas" sobre hacia dónde enfocar su futuro. "Me considero una persona a la que le gusta muchísimo la Medicina en general y no tenía vocación marcada por ninguna especialidad en concreto. A todas les encontraba pros y contras y no sabía muy bien por cuál decidirme", admite. 

"Finalmente me decanté por Radiodiagnóstico porque es una especialidad muy amplia, muy en contacto con todas las especialidades, en continuo desarrollo y con mucho contacto con las nuevas tecnologías", detalla el futuro especialista, que considera el formar parte de un servicio central del hospital y servir de apoyo al resto de compañeros "una de las partes más bonitas de la especialidad".

Por otro lado, subraya el médico, "pese a que durante la residencia te tienes que formar muy bien en imagen, la especialidad ofrece una rama intervencionista que te permite tener un perfil más 'quirúrgico' y de tratamiento, la cual me llama enormemente la atención". Además, el médico hace alusión al mercado laboral de la especialidad, al que considera "bueno", por lo que es "atractivo".

No obstante, Rodrigo reconoce que fue una decisión "muy difícil": "Cuando uno entra en Medicina y, generalmente, cuando termina, espera ser el típico médico o cirujano que todos tenemos en la cabeza, y cuesta mucho darse cuenta de que puedes hacer muchísimo por el paciente desde otras especialidades como Radiodiagnóstico o Anatomía Patológica. Y al final se trata de eso".

Residencia de Radiodiagnóstico en el Ramón y Cajal


Rodrigo se ha decantado por hacer su residencia en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. "Lo cierto es que en Madrid (y en el resto del país, lo único que yo quería quedarme en casa) hay hospitales muy buenos para formarse en Radiodiagnóstico y no ha sido una decisión para nada fácil", reconoce.


"Me decanté por Radiodiagnóstico porque es una especialidad muy amplia, muy en contacto con todas las especialidades, en continuo desarrollo y con mucho contacto con las nuevas tecnologías"



Pese a que todos ofrecen una garantía docente, "el Ramón y Cajal me pareció a priori el que más cuidaba ese aspecto, y se apoya mucho el papel del residente en la investigación que desarrolla el servicio. También es un hospital grande (la casuística es muy importante en la especialidad, a más variedad de casos informes, mejor te formas) y tiene un buen número de residentes por año", enumera el futuro especialista.

Cuando visitó el hospital, tuvo una gran recibida, lo que le ayudó a tomar su decisión. "Me gustó mucho el servicio así que me decidí por ponerlo en mi primera opción en la lista. Sin embargo, estaba tranquilo porque el resto de opciones que tenía en la lista (Clínico San Carlos, Gregorio Marañón, La Paz, Hospital 12 de Octubre…) son muy buenos hospitales y sabía que mi formación iba a ser buena", se felicita. 

Durante su residencia, el médico confía en formarse bien en la especialidad, "estudiar y trabajar duro para ayudar lo máximo al paciente y al resto compañeros". Todo ello, disfrutando del proceso. "Me gustaría tener un buen ambiente con los compañeros de mi servicio y otros. Yo creo que ese es un aspecto fundamental y del que uno tiene muchas ganas cuando sabe que va a ser residente", considera. Además, al futuro residente le gustaría "sacar algo de tiempo para ayudar a los compañeros que vienen por detrás (estudiantes, opositores MIR, etc.)". "Es algo que disfruto mucho y no me gustaría perder", admite. 

Poco peso para Radiodisgnóstico en la carrera


Sadhú Ruiz tuvo una experiencia parecida a la de Iván Rodrigo. Y es que durante su formación en la Comuplutense de Madrid apenas conoció la especialidad. "Empecé a plantearme hacerla apenas dos meses antes del examen MIR y en lo que salieron los resultados comencé a pensármelo más en serio", reconoce a Redacción Médica, haciendo hincapié en que "Radiodiagnóstico tiene un peso nulo durante la carrera".

Pese a ello, Ruiz se empezó a interesar por la Radiología al prepararse el examen MIR. "Me di cuenta de que me llamaba mucho la atención el mundo de la imagen y de que cuando me imaginaba ya trabajando no me veía explorando e historiando a un paciente sino que me veía mas indagando por detrás con las imágenes", relata. 


"Radiodiagnóstico tiene trabajo casi asegurado con condiciones muy buenasy oportunidad de teletrabajo; es un campo en crecimiento constante que es algo muy a tener en cuenta""



Para terminar de decidirse, Ruiz preguntó a varios amigos y residentes que le trasladaron su satisfacción por haberse decantado por esta especialidad: "Me decían lo contestos que estaban, lo genial que era la especialidad y me convencieron".

"Una cosa que me llamó mucho la atención desde el principio es la aproximación tan general que tiene. Yo me veía como médico de Familia porque no me interesaba ninguna especialidad como para dedicarme íntegramente a eso, pero al mismo tiempo tampoco me veía desde el punto de vista asistencial y Rayos cumplía todo eso", confiesa el futuro residente.


Buena oferta laboral tras el MIR de Radiodiagnóstico


Además, pensando en el futuro, Ruiz considera que Radiodiagnóstico "ofrece muchas ventajas". "La oferta laboral una vez acabada la residencia es de las mejores, si no la mejor. Tiene trabajo casi asegurado con condiciones muy buenas, oportunidad de teletrabajo, y es un campo en crecimiento constante que es algo muy a tener en cuenta", defiende.

El médico ha escogido plaza en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, aunque no era su primera opción. "Me habría gustado uno en el centro, sobre todo por comodidad, pero sabía que quería un hospital grande porque al final en una especialidad como esta a mayor volumen asistencial, mayor diversidad de casos", relata. No obstante, está contento por el centro en el que se va a especializar: "Es un hospital muy nuevo, con muy buena tecnología y una infraestructura increíble además de con una parte en la radiología intervencionista muy potente".

"Como realmente aún no sé hacia qué lado quiero tirar, siempre está bien saber que existen distintas oportunidades. Así que estoy encantado con lo que me ha tocado o he elegido", admite el futuro radiólogo, quien tiene muchas esperanzas depositadas en el MIR de Radiodiagnóstico: "Espero encontrar un lugar de trabajo guay, sentirme comodo y aprender con un buen equipo. Echar la vista atrás y sentir que he tomado la decisión correcta aunque estoy casi seguro de que va a ser así".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.